Primera

Marcelino, destituido como técnico del Valencia y Celades toma su relevo

Celades, durante su presentación como nuevo entrenador del Valencia. / Foto: LP | Vídeo: Atlas

«No venimos aquí a romper con todo lo que hay, ni mucho menos», señala el nuevo entrenador, mientras el asturiano se despide de la plantilla

PEDRO CAMPOSValencia

Marcelino García Toral ya es historia del Valencia CF. Cuando Peter Lim anunció que se hacía cargo de todos los asuntos deportivos del club incluía la destitución de Marcelino. No lo hizo en ese momento pero sí este miércoles. El asturiano ha dejado de ser técnico blanquinegro pese al aval del título de Copa del Rey y la inclusión del equipo en la Liga de Campeones. Las discrepancias, tanto públicas como privadas, han acabado con el entrenador en la calle. El sustituto es Albert Celades, que llega convencido de que va a mantener el estilo que llevó al equipo a alzar la Copa del Rey en el Benito Villamarín, según ha indicado en un acto de presentación en el que el presidente ha aprovechado para agradecer a Marcelino su trabajo y para recordar que el Valencia «debe defender su filosofía con los jugadores mas jovenes».

«El Valencia CF ha comunicado este miércoles a Marcelino García Toral su cese como entrenador del primer equipo. El club quiere agradecer su trabajo y dedicación durante su etapa en nuestra entidad y desearles los mayores éxitos para el futuro», rezaba el escueto comunicado que anunciaba la destitución de Marcelino.

Esta impopular medida llega pese a los números del Valencia con el asturiano en el banquillo: ha dirigido al equipo durante 110 partidos, con un balance de 55 victorias, 29 empates y 26 derrotas, con 168 goles a favor y 107 en contra. En cuanto a éxitos, se va con una Copa del Rey, dos clasificaciones para la Liga de Campeones y una semifinal de Europa League y otra de Copa del Rey.

La decisión de destituir a Marcelino se tomó en la cumbre de Singapur que mantuvieron el martes Peter Lim y Anil Murthy. Se convocó de urgencia porque las diferencias eran ya insalvables. En julio ya se amagó con la marcha del técnico y del director general, Mateu Alemany. Pero ahora ha sido la definitiva. Uno de los conflictos públicos ha sido el no fichaje de Rafinha. El técnico advirtió públicamente la necesidad de fichar al hispanobrasileño. El magnate rechazó este petición, aunque le dijo a Marcelino que sí podría llegar cedido. Al final tampoco accedió a que llegara a préstamo. El técnico mostró su malestar en una rueda de prensa. Todas estas situaciones han ido minando la relación hasta que se ha puesto punto final.

Marcelino García Toral.
Marcelino García Toral. / Efe

El sustituto es Albert Celades. Entre el currículo del nuevo técnico blanquinegro figura la etapa como seleccionador nacional sub-16, 17 y 21, y además fue ayudante de Julen Lopetegui durante su efímera etapa en el banquillo del Real Madrid.

Tendrá una misión difícil, que será relevar en el cargo al exitoso Marcelino. Y, además, contará con el recelo de la afición valencianista, alineada con el Valencia de Marcelino. La mayor parte de los seguidores blanquinegros han expresado en el estadio su rechazo a las medidas de Peter Lim y la han tomado con Murthy, silbado y censurado durante los partidos del equipo.

Ahora falta saber qué ocurre con Mateo Alemany. La relación entre el director general y el entrenador es muy estrecha. Hasta la fecha, la doble M, con la ayuda de Pablo Longoria, se encargaba de pulir toda la maquinaria deportiva, hasta que que este verano Peter Lim, a través de sus consejeros -Jorge Mendes-, decidió hacerse con las ventas y compras de jugadores en primera persona. Parece que los caminos de Marcelino y Mateo van unidos, por lo que no sería descartable que tras la destitución del entrenador, sea el directivo el que decida dejar su cargo.

Sin miedo ante el nuevo reto

Celades, que a sus 43 años experimentará al frente del Valencia su primer proyecto como entrenador en Primera División, ha reconocido durante su presentación haber estado en Singapur en los últimos días, tras recibir la llamada del presidente del club. El catalán no tiene miedo ante el reto que se le plantea debido a la complicada situación por la que pasa la entidad blanquinegra: «No tengo miedo, sé que es un reto muy grande, pero no tengo miedo».

El nuevo técnico del Valencia no ha querido hablar de nombres propios, por lo que ha evitado comentar la situación de Rodrigo, Kang In o Ferran entre otros. «Lo que un entrenador intenta es poner a los jugadores que le van a hacer ganar», ha afirmado el nuevo míster antes de dirigir su primer entrenamiento como técnico valencianista.

Cinco minutos antes de que empezase la presentación de Celades, su antecesor acudía a Paterna. Marcelino García Toral apareció en la ciudad deportiva vestido ya de calle. Lo hizo al lado de su segundo, Rubén Uría. Ambos entraron al edificio principal de la ciudad deportiva, su hogar durante los dos últimos años. Minutos antes aparecía Mateo Alemany. El, de momento, director general del Valencia y máximo valedor del preparador asturiano no quiso faltar en un momento tan trascendental en la vida profesional de Marcelino como este.