España-Islas Feroe | La Roja rinde homenaje a Quini

Oyarzabal y Rodrigo Moreno./Damián Arienza
Oyarzabal y Rodrigo Moreno. / Damián Arienza

Rodrigo y Alcácer firmaron un doblete para dar la victoria a la Roja ante Islas Feroe. La goleada se hizo de rogar hasta los últimos minutos del encuentro | Se mostró un mosaico con la imagen de 'El Brujo' y se hizo entrega de un recuerdo a su nieto Pablo

ANDRÉS MAESE

España goleó a Islas Feroe en un partido marcado por los dos delanteros del cuadro de Robert Moreno. Rodrigo y Paco Alcácer firmaron un doblete cada uno para sellar una goleada en El Molinón que se hizo esperar hasta los últimos minutos del choque.

La Selección Española regresó a Gijón para disputar ante las Islas Feroe el partido de clasificación para la Eurocopa 2020. Un encuentro marcado hace tiempo en el calendario para homenajear a Enrique Castro Quini y en el que también se recordó a la hija de Luis Enrique con un emotivo minuto de silencio.

La ciudad se volcó para recibir a la Selección Española de Robert Moreno. El técnico alineó un equipo con nueve cambios respecto al que venció a Rumanía el pasado jueves. Tras el recuerdo a Quini, con un mosaico en el que se mostró una imagen gigante del Brujo cuando formaba parte del combinado nacional y la entrega de una camiseta conmemorativa a su nieto Pablo firmada por todos los jugadores, dio comienzo una primera parte en la que el público estuvo más pendiente de lo que sucedió en la grada que sobre el terreno de juego.

4 España

De Gea; Carvajal, Ramos (Nuñez, m. 83), Hermoso, Gayá; Rodri, Parejo, Thiago; Oyarzabal (Paco Alcácer, m. 60), Suso (Sarabia, m. 67) y Rodrigo.

0 Islas Feroe

Nielsen; Baldvinsson (Eriksen, m. 54), Gregersen, Vatnsdal; Hansson, Hendriksson, Davidsen, Vatnhamar; Edmundsson (Bartalsstovu, m. 65), Bjartalío y Olsen (Egilsson, m. 86).

GOLES:
1-0: m. 13, Rodrigo. 2-0: m. 49, Rodrigo. 3-0, Alcácer. 4-0, Álcacer
INCIDENCIAS
partido disputado en El Molinón ante 23.644 espectadores.

El inicio fue el esperado. El guión marcado por un equipo, el español, superior en todos los sentidos a su rival. La Roja se adueñó del balón desde el primer minuto y tan solo lo soltó cuando Rodrigo Moreno firmó el primer tanto de la noche. Fue justo antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora del choque. Todo hacía presagiar que en la primera mitad se verían más goles, pero el marcador tan solo registró el tanto del delantero del Valencia.

Se animó el cuadro de Robert cuando Thiago se dejó notar entre líneas. Cerca estuvo el centrocampista de marcar un exquisito gol tras un saque de esquina. Un balón medido a la frontal del área le permitió probar fortuna con una volea que de no ser por la gran estirada del meta Nielsen, El Molinón hubiera visto uno de los mejores tantos que verá sobre el verde.

Rodrigo estuvo cerca de marcar el segundo de la noche, pero llegó forzado a cabecear un gran centro de Thiago. El delantero tenía ganas de hacer un buen papel con España y lo consiguió nada más comenzar la segunda parte.

Más información

A los cuatro minutos de la reanudación, el ariete del Valencia se hizo con el balón a cuarenta metros de la portería de las Islas Feroe. Él solo llevó a cabo el contragolpe escorado en la banda derecha. Encaró a su marcador y en la esquina del área se hizo un hueco para colocar con mimo el balón cerca de la escuadra derecha de la portería defendida por Nielsen. Un gran gol para ampliar la diferencia en el marcador.

A partir del segundo gol de España, el encuentro se convirtió en un monólogo de España. El partido se jugo en 40 metros. Los que separaba la línea de gol de los centrales del equipo de Robert Moreno.

Pese a que el gol de la segunda parte llegó por la banda derecha, el costado zurdo ganó protagonismo con un gran Gayá. El lateral marcó las diferencias pegado a la línea de cal. Buenos centros al área, desborde e internadas desde atrás sorprendieron a Islas Feroe, que despejaba el peligro como podía.

Tuvo el gol el equipo de Olsen, pero Bjartalío no aprovechó el regalo de Sergio Ramos. El central no estuvo afortunado en un despeje y dejó al atacante solo ante De Gea. El portero, que apenas había aparecido en el partido, sacó el pie derecho abajo para evitar el tanto.

Robert Moreno dio entrada a Paco Alcácer, Sarabia y Nuñez en la segunda mitad. Sarabia estuvo activo en la banda izquierda, pero la gran aportación desde el banquillo fue la del delantero del Borussia Dortmund. Paco Alcácer no quiso ser menos que su compañero Rodrigo en el homenaje a Quini y marcó un doblete en apenas cinco minutos para sellar la goleada en Gijón. Cuatro goles para recordar al mejor delantero en la historia del Sporting.