Fútbol americano

Trump reaviva su guerra con los jugadores de la NFL

Malcolm Jenkins, de los Philadelphia Eagles, alza el puño mientras suena el himno de EE UU. /James Lang-USA TODAY Sports
Malcolm Jenkins, de los Philadelphia Eagles, alza el puño mientras suena el himno de EE UU. / James Lang-USA TODAY Sports

El presidente de EE UU reclama que no se pague a aquellos que protestan mientras suena el himno nacional antes de los partidos

EFEWASHINGTON

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha reclamado este viernes que no se pague a los jugadores de la liga profesional de fútbol americano (NFL) que protestan durante el himno nacional antes de los partidos, después de que varios de ellos lo hicieran en la primera jornada de pretemporada del campeonato.

«Los jugadores de la NFL están de nuevo en acción, arrodillándose cuando deberían estar orgullosos del Himno Nacional. (...) ¡Que se mantengan orgullosamente de pie durante su himno nacional o que sean suspendidos sin paga!», ha exclamado Trump en su cuenta oficial de Twitter.

Arrodillados, alzando el puño, sentados en los banquillos o esperando en los vestuarios, los jugadores mantuvieron este jueves unas protestas, que Trump aborrece, contra la injusticia social y la violencia policial contra los afroamericanos.

El mandatario ha criticado en su tuit que los que se manifestaron durante el himno «quieren mostrar su indignación por algo que la mayoría de ellos no puede definir». Además, Trump ha considerado que un partido de fútbol americano no es un lugar para protestar, sino un espectáculo por el que los aficionados «están pagando mucho dinero por ver y disfrutar». «(Los jugadores) hacen una fortuna haciendo lo que aman. ¡Sed felices, sed guay!», ha añadido el presidente en referencia a los jugadores.

Desafío

Con sus protestas, los jugadores no sólo desafían a Trump sino también a la NFL, que estrena esta temporada un nuevo reglamento para multar a los equipos cuyos integrantes se arrodillen durante el himno nacional, aunque sí se les permite quedarse en el vestuario hasta el inicio del partido.

Trump, que lleva meses enfrentado con los jugadores, celebró en mayo la aprobación del nuevo reglamento y dijo que los deportistas que no se pongan en pie durante el himno «probablemente no deberían estar en el país». De hecho, el presidente pidió recientemente a la NFL que expulse por toda la temporada a los jugadores que reincidan en las protestas.

La Casa Blanca suspendió en junio la tradicional recepción del presidente a los campeones de la liga de la NFL, en este caso los Eagles de Filadelfia, después de que muchos de sus jugadores optasen por no asistir al evento.

La NFL es la liga más popular del país y el fútbol americano el deporte que mueve más dinero, con una cifra de negocio que en 2017 alcanzó los 14.000 millones de dólares.

 

Fotos

Vídeos