Automovilismo

Sainz acaba remolcado y Alonso aprende en el rally de Marruecos

Carlos Sainz. /Franck Fife (Afp)
Carlos Sainz. / Franck Fife (Afp)

El sudafricano Giniel de Villiers y el español Álex Haro, su copiloto, se coronan con la victoria final

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRORABAT

Como casi siempre, sin hacer mucho ruido, Giniel de Villiers añadió un raid más a su palmarés, en este caso el complicado rally de Marruecos que hasta el último día fue una pesadilla para muchos de sus competidores. El sudafricano y su copiloto, el español Álex Haro, sostuvieron la victoria para el Toyota Hilux, después de que se le quedará razonablemente fácil después de los problemas del martes de Al Attiyah. Para Haro es su primera victoria al lado del veterano De Villiers, con quien ha logrado una gran comunión que esperan exportar a Arabia para la disputa del Dakar.

La última etapa de este complejo rally de Marruecos no se la adjudicó la dupla De Villiers-Haro, sino el neerlandés Bernhard Ten Brinke y su copiloto Tom Colsoul con otro de los Toyota, tras dejar a 2:34 a los vencedores del raid. Habrían estado en la lucha final Carlos Sainz y Lucas Cruz, pero a diez kilómetros del final del día se esfumaron sus opciones cuando apenas estaban a un minuto de superar a De Villiers. Les hubiera sido insuficiente, ya que afrontaban la jornada con 4:42 de desventaja sobre el sudafricano, pero sin duda habría sido un final mucho más digno que el que tuvieron: remolcados.

Jakub Przygonski fue el encargado de recoger a Sainz y Cruz, cuyo Mini se quedó tirado cuando apenas restaban diez kilómetros para llegar a Fez. La sensación agridulce con la que acabó la veterana pareja española, firme candidata a luchar por el Dakar en enero, no hace justicia a su actuación general, toda vez que es el primer raid en el que compiten con el Mini que llevarán en la prueba de Arabia.

El segundo puesto en el que terminaron Sainz y Cruz hay que leerlo con razonable cautela, dados los problemas que mandaron lejos a Nasser Al Attiyah y a Stéphane Peterhansel, si bien queda claro que este año no habrá el temido paseo de Toyota, sino que el X-raid tendrá mucho que decir en el Dakar.

Una de las grandes dudas es lo que pueda hacer Nani Roma junto a Dani Oliveras en el Borgward. El piloto catalán acabó la jornada a 8:13 del vencedor del día y séptimo en la clasificación general, pero el proyecto aún tiene mucho camino que andar si quiere ser realmente un rival para las marcas oficiales.

Alonso y Coma, derrotados pero satisfechos

Después de los mil y un problemas (y aprendizajes) que han pasado, Fernando Alonso y Marc Coma acabaron el rally de Marruecos, su primer raid, con buenas sensaciones pese a todo. «No es fácil acabar este rally de Marruecos y nosotros lo hemos conseguido en el primer intento», se congratulaba el expiloto de Fórmula 1 a su llegada al vivac.

Alonso y Coma finalizaron octavos en la quinta etapa, a casi diez minutos del vencedor. Las 70 horas que les impusieron de castigo por no acabar la tercera etapa, la del lunes, les mandaron muy lejos en la clasificación general, pero la certeza de que el asturiano puede acabar un rally de estas características es casi más importante para él que el resultado en sí mismo. Ahora queda por ver si finalmente se inscribirá en el Dakar de 2020, un sueño para los aficionados al motor y para el propio Alonso en su búsqueda de ser considerado uno de los pilotos más completos de la historia.

Para prepararse para esa aventura tiene previsto disputar algunos test más e incluso alguno de los rallies del campeonato saudí, país que albergará el Dakar desde el 5 de enero del próximo año.

Barreda pisa el podio

En la categoría de motos también hubo protagonismo español, gracias a Joan Barreda. El valenciano ató el tercer puesto de la clasificación general tras acabar justo detrás de Toby Price, que fue el ganador de la etapa. El australiano no fue el vencedor final del raid, sino que ese puesto se lo llevó Andrew Short.

El piloto de Husqvarna superó a su compañero Pablo Quintanilla. Tras este resultado, la pregunta que se hacen los aficionados al Dakar es: ¿habrá fin al reinado de KTM en el próximo Dakar? 'Bang Bang' tratará de evitarlo, y un año más buscará desde su posición de favorito ganar el trofeo touareg. A ver si este año, por fin, puede completar un Dakar sin problemas.