Nadal y Federer vuelven a animar la Laver Cup

Nadal y Federer, durante la presentación de la Laver Cup./Martial Trezzini (EFE)
Nadal y Federer, durante la presentación de la Laver Cup. / Martial Trezzini (EFE)

La competición que enfrenta a Europa contra el mundo deja atrás la careta de exhibición y se convierte en la alternativa oficial a la Copa Davis y la ATP Cup

ENRIC GARDINERMadrid

Tras su paso por Praga y Chicago, la tercera edición de la Laver Cup toma lugar este fin de semana en Ginebra, Suiza. El torneo que enfrenta a Europa y al resto del mundo, que este año vuelve a contar con la presencia de Rafa Nadal tras un año de descanso, surge como el tercer pilar de las competiciones por equipos en el tenis, con un peso inferior al que ofrecen la Copa Davis, organizada por la ITF (Federación Internacional de Tenis) y la ATP Cup, reglada por la ATP.

El formato impulsado por Federer y su entorno ha dado pasos para convertirse en un serio rival ante estos dos gigantes y este año será el primero que sea considerado como oficial. Atrás queda la careta de exhibición con la que se ha vestido en las dos últimas temporadas. Ahora cuenta como torneo oficial y, aunque no reparte puntos como la Davis (aunque la ATP Cup sí entrega 750 al campeón), sus victorias y derrotas cuentan para las clasificaciones y estadísticas del circuito.

A esta edición, además, retorna Nadal, en su primer torneo tras conquistar el Abierto de los Estados Unidos, algo que aplaudió Federer. «Hubiera sido muy sencillo para él, tras ganar el US Open, decir que necesitaba un descanso y no venir. Pero lo apartó todo y vino porque cree en el concepto de la Laver Cup», explicó el helvético.

El balear, tras un año de ausencia (el año pasado acudió Novak Djokovic), formará parte del combinado europeo junto a Federer, Dominic Thiem, Alexander Zverev, Stefanos Tsitsipas, Fabio Fognini y Roberto Bautista, que actúa de suplente. Todos ellos, capitaneados por Bjorn Borg y Thomas Enqvist. Para entender la dimensión de la Laver Cup, solo hay que ver que Thiem esta semana defendía la corona del torneo de San Petersburgo y ha preferido estar en Ginebra.

Todo lo que no sea una victoria del equipo europeo sería una sorpresa, ya que el conjunto parece, sobre el papel, bastante superior al que presenta el resto del mundo, en el que John y Patrick McEnroe dirigirán a John Isner, Milos Raonic, Nick Kyrgios, Denis Shapovalov, Taylor Fritz, Jack Sock y Jordan Thompson (como suplente). En total, cinco 'top 10' en el lado europeo y ninguno en el del mundo.

Europa podría conseguir este domingo su tercer triunfo consecutivo en esta especia de Ryder Cup del tenis, mientras que el equipo del resto del mundo aspira a levantar el trofeo, nombrado en honor del legendario Rod Laver, por primera vez.

El formato de juego no variará respecto a lo visto en las anteriores ediciones. Se jugarán tres partidos individuales y uno de dobles cada día. Al mejor de tres sets, con ventajas y el tercer set se decidirá en un 'super tie break' a 10 puntos. Las victorias valdrán un punto el viernes, dos el sábado y tres el domingo. El primer equipo que llegue a trece puntos se convertirá en campeón. En caso de que se produjera un empate a 12 se jugará un encuentro de desempate de dobles a un set. En cuanto a los jugadores, cada tenista debe jugar, al menos, un individual durante los dos primeros días. Siguiendo la tradición, la pista 'indoor' elegida será de cemento color negro.