Pablo Carreño muere en la orilla tras un épico duelo resuelto en el filo

Pablo Carreño se lamenta tras fallar un punto en el duelo de ayer ante Goffin. / EFE
Pablo Carreño se lamenta tras fallar un punto en el duelo de ayer ante Goffin. / EFE

El tenista gijonés se despidió en tercera ronda del US Open ante Goffin tras un partido emocionante y resuelto por pequeños detalles

A. MENÉNDEZGIJÓN.

Recuperó su mejor tenis, pero Pablo Carreño no pudo continuar con su aventura en el US Open. El tenista gijonés, competitivo hasta el límite, puso contra las cuerdas a David Goffin, una de las mejores raquetas del circuito, a las puertas del 'top ten' (15 ATP). El belga venció en tres sets al español (6-7, 6-7, y 5-7) en un encuentro donde la fortuna en los dos 'tie breaks' fue clave para el desenlace del choque.

Ahí, Goffin, talentoso, demostró el porqué de su mejor posición en el circuito y se llevó los puntos claves del encuentro, exhibiendo una gran sobriedad sobre la pista americana. El gijonés tuvo varias bolas de set pero, en ese escenario, el tenista belga constató su condición de favorito. Goffin exhibió un más que notable servicio y contundencia con el el resto, haciendo imposible todas las tentativas de Carreño por alargar un partido ya de por sí agónico. No claudicó pese a todo en ningún momento Pablo Carreño, empecinado en combatir cada punto como si fuera el último. Se encontró con un inspiradísimo Goffin, que actuó con más determinación en los instantes decisivos de un partido disputado en tres sets, pero que estuvo cargado de emoción y que dejó puntos cargados de talento.

El belga se mostró intratable, a pesar del nivel exhibido por el asturiano. El momento clave del partido estuvo en el segundo parcial. Ahí Carreño, con dos bolas para llevarse la 'manga', no pudo cerrar el set y perdió todas las opciones. Por el camino, el gijonés había levantado de sus asientos al público estadounidense, ofreciendo desde el fondo de la pista todo un recital de ganadores, insuficientes ante la solvencia de un rival que se medirá a Federer en los octavos de final del cuarto 'Grand Slam' del año.

«Creo que tengo un nivel de juego más alto que el que dice mi ránking ahora mismo». Fue el mensaje de Carreño antes de iniciar su aventura en el US Open. El gijonés mejoró su participación respecto a la pasada edición, pero se quedó fuera en tercera ronda, a pesar de haber elevado exponencialmente el nivel de su juego. En Nueva York se queda la mejor versión del tenista gijonés después de un curso cargado de irregularidad y con incertidumbre. Ahora debe buscar redimirse en la competición de dobles donde hará pareja con otro de los españoles que ayer, todavía, quedaba en competición, Feliciano López. Cabe recordar que Carreño ya consiguió llegar hasta la final en este torneo en la disciplina de dobles, aunque haciendo pareja con Guillermo García López.