La Cultura sigue en suspenso

La Cultura sigue en suspenso

El ministerio mantiene la subvención a la Ópera de Oviedo, la única institución asturiana que la recibe directamente | La bajada del IVA al 10% alivia la congelación de las inyecciones públicas desde 2013

ALEJANDRO CARANTOÑAgijón

Paso a paso, lentamente, la Cultura va retomando el pulso (presupuestario, al menos) que siguió al gran tijeretazo y multiplicación del IVA en 2012. Si bien en los Presupuestos de 2016 el Gobierno incrementó levemente la aportación económica a las artes, en los de 2017 ha vuelto a hacer lo mismo en ciertos sectores, con la salvedad de que ha añadido al paquete una suculenta rebaja del IVA del 21% al 10%.

Así queda reflejado en unos Presupuestos en los que, por lo demás, el panorama se parece mucho al de 2016: en la partida de Música y danza, por ejemplo donde está incluida la Ópera de Oviedo, la única institución asturiana que recibe transferencias corrientes del ministerio el incremento es de más de cinco millones de euros (de 94,28 en 2016 a 99,66 en 2017), pero se los reparten prácticamente íntegros aportaciones excepcionales al Gran Teatre del Liceu y al Teatro Real (3,5 millones y 1,45 millones, respectivamente), mientras que la mayoría se mantienen (como la de la ópera ovetense, de 258.750 euros).

Conque en la configuración del presupuesto cultural ha quedado poco margen para el entusiasmo, con contadas excepciones: en el capítulo de incrementos pronunciados, además de la música y la danza han crecido sustancialmente las partidas la cinematografía, que recibe 10 millones de euros más que en 2016 hasta situarse en los 84,86 millones (en un guiño de consolación por haber mantenido su IVA en el 21%) y la promoción del libro, que ve incrementada su partida en un millón de euros (de 7,46 millones a 8,42). El resto de oscilaciones no son muy pronunciadas, y se limitan a pequeñas variaciones en presupuestos de millones: con todo, los más beneficiados vuelven a ser grandes equipamientos, como el Museo del Prado y el Reina Sofía, con incrementos porcentuales del 1,8% y del 3,6% respectivamente.

Estos datos han sido motivo de celebración por parte de la Secretaría de Estado de Cultura, que ve incrementado su presupuesto un 1,14% en 2017 hasta verlo situado en 540,8 millones de euros. Hace diez años, según estadísticas de Hacienda, era de 1.128 millones: el doble.