El alza inminente del diésel se compensaría con un Plan Renove de coches en 2020

Cadena de montaje. /MAURICIO LIMA (AFP)
Cadena de montaje. / MAURICIO LIMA (AFP)

El sector automovilístico advierte de que esta medida provocará una parálisis del mercado de ventas automovilísticas durante el próximo año

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Un plan de ayudas para renovar el parque de vehículos, en 2020, a cambio de pagar hasta 3,8 céntimos de euro más por litro de diésel, en 2019. Esa es la estrategia que ha pensado el Ministerio de Hacienda para hacer frente a la subida de impuestos al gasóleo, como la que pretende incluir en los Presupuestos, y que no goza del apoyo mayoritario de la población que verá incrementados los precios de los carburantes. Por eso, la titular de Hacienda, María Jesús Montero, anticipó este jueves que el Ejecutivo trabajar en recuperar un Plan Renove.

Las previsiones de la ministra pasan por que ese eventual programa de ayudas no estará en vigor hasta 2020, dentro de, al menos, casi un año y medio. Montero se limitó a aclarar que se trata de una vía para renovar «aquellos vehículos que tienen más años y para que aquellas personas que tienen menos renta puedan acceder a un cambio» de su coche. Se trataría de poner en marcha una nueva versión de los planes PIVE, que estuvieron en vigor entre 2012 y 2016 (subvenciones de 1.000 euros , aunque después bajó a 750 euros), con la que se fomentó la compra de 1,2 millones de coches y un coste de 1.115 millones.

En esta ocasión son esos fabricantes, así como los vendedores y todos los agentes de la automoción, los que han mostrado su sorpresa, en primer lugar, y su posterior crítica a los planes del Ejecutivo. Fuentes del sector consideran que si el nuevo Plan Renove llegará en marcha a partir de 2020, aunque se haya anunciado ahora, provocará un efecto negativo en las ventas durante el próximo año. Porque los propietarios de vehículos con una vida superior a los diez años que tengan intención de cambiar de coche por otro nuevo, más eficiente, lo harían cuando se aprobara la subvención anunciada, y no antes. Se paralizaría así el mercado en 2019.

La medida del Renove se encuentra tan en el aire que la ministra de Industria -el departamento con competencias en la materia-, Reyes Maroto, se limitó a indicar, también este jueves, que están trabajando en mejorar las inversiones de los planes de ayudas a la compra de vehículos, pero alternativos (Movalt y Movea). «Queremos potenciarlos y también tenemos que mejorar su coordinación», afirmó. Ambos programas -uno es la sucesión del otro-sirven para apoyar la adquisición de coches eléctricos, híbridos de determinadas características o similares de uso muy eficiente.

 

Fotos

Vídeos