El Banco Santander, condenado a devolver 120.000 euros a un vecino de Valdés

El Banco Santander, condenado a devolver 120.000 euros a un vecino de Valdés

El cliente, que no tenía problemas financieros previos a la compra de acciones, pasó a adquirir una importante deuda e incluso acabó «arruinándose en vida», ha asegurado su abogado

EFE

Un juez ha condenado al Banco Santander a devolver 120.000 euros a un vecino de Valdés tras declarar la nulidad del contrato por el que adquirió acciones del Banco Popular que formalizó, el 7 de junio de 2016, a través de un préstamo.

A raíz de esta operación, el cliente perdió todos sus ahorros, a lo que se sumó la demanda que le interpuso la entidad bancaria, posteriormente adquirida por Santander, por la que le reclamó por vía judicial el préstamo que le había concedido para suscribir las acciones.

El juez de primera Instancia e Instrucción número 1 de Luarca sostiene en la sentencia que la entidad bancaria, como responsable de informar «correctamente» al cliente, no puede objetar que éste debía haber tomado la iniciativa y proporcionarse la información «por sus propios medios», como alegó en la causa.

Además, el juez recuerda que los peritos ya habían manifestado que en el año 2016 la entidad bancaria no reflejaba fielmente el estado real de sus cuentas.

El abogado Rubén Cueto, socio director de Vallverdú Abogados, ha explicado que la mala fe bancaria y el abuso son «más que evidentes», ya que los propios empleados del Banco Popular aconsejaron a su representado para que invirtiera en la entidad.

De esta forma, el cliente, que no tenía problemas financieros previos a la compra de acciones, pasó a adquirir una importante deuda e incluso acabó «arruinándose en vida», ha asegurado el letrado.

Contra esta sentencia, que no es firme, cabe interponer un recurso de apelación.