Industria muestra su sorpresa por los cierres de Alcoa y le pide alternativas

Industria muestra su sorpresa por los cierres de Alcoa y le pide alternativas
Reyes Maroto. / E. C.

La empresa ha justificado hoy estos cierres asegurando que las plantas de Avilés y La Coruña son las menos productivas del grupo

EFE

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha mostrado su «sorpresa» y «preocupación» ante el anuncio de Alcoa de cerrar sus factorías de Avilés (Asturias) y La Coruña y le ha solicitado que abra un proceso de negociación para buscar alternativas a fin de mantener la capacidad productiva de ambas plantas.

El departamento que dirige Reyes Maroto ha señalado que durante los contactos mantenidos en los últimos tres meses la multinacional norteamericana nunca había informado de que podía adoptar una decisión en este sentido, tal y como finalmente ha trasladado al ministerio esta mañana de «manera unilateral».

Ante esta situación, el Ministerio de Industria ha solicitado a Alcoa más información para contribuir a buscar una solución a esta situación, motivada por la falta de inversiones y los problemas estructurales heredados desde 2014, según ha indicado en un comunicado.

También le ha trasladado a la empresa que inicie un proceso de negociación para buscar alternativas con el objetivo de mantener la capacidad productiva de ambas plantas.

En este proceso, ha agregado el ministerio, el Gobierno trabajará junto con el resto de administraciones públicas afectadas y los agentes sociales.

Alcoa ha justificado hoy estos cierres asegurando que las plantas de Avilés y La Coruña son las menos productivas del grupo debido a los problemas estructurales que atraviesan, tanto productivos como tecnológicos, a lo que se suman las pérdidas «significativas» que registran ambas instalaciones y que la compañía espera que continúen previsiblemente.

La compañía sostiene que los análisis realizados sobre la situación productiva de las operaciones en España concluyen que se podrían conseguir mejoras organizativas con el cese de la producción en Avilés (con 317 trabajadores) y La Coruña (369 empleados), manteniendo la producción en una sola planta, la de San Cibrao, que produce tanto aluminio como alúmina.

En este proceso, la compañía se ha comprometido a trabajar para reducir el impacto de este proceso en los empleados y a negociar un plan social con los representantes de los trabajadores que permita alcanzar el «mejor» acuerdo para las partes «consciente de la repercusión humana y social de este anuncio».

Alcoa también ha indicado que «en un intento por superar estas condiciones adversas, ha hecho importantes esfuerzos» en los últimos años para reducir costes en las plantas de Avilés y A Coruña y mantener el empleo.

Sin embargo, señala la empresa, debido a una tecnología más antigua y menos eficiente, a la economía de escala y a otros factores, estas plantas continúan sin ser competitivas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos