La oferta del consorcio chino por EdP incluye la cesión de 7.000 millones en activos

La oferta del consorcio chino por EdP incluye la cesión de 7.000 millones en activos
El edificio de la compañía EdP en Oviedo, antigua sede de Hidrocantábrico. / EFE

Propone traspasar gran parte de sus recursos de renovables para aumentar en mil millones anuales el ebitda del grupo luso

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Cuando el Gobierno de Portugal dio su visto bueno a la opa de la empresa China Three Gorges (CTG) sobre EdP muchos lo calificaron de apresurado. Había motivos. El primero, una oferta demasiado escasa, 3,26 euros por acción, por debajo de la cotización actual, y un precio inferior al que pagó la compañía asiática al Estado luso en 2011 para hacerse con el paquete de títulos que la convirtió en primera accionista de la energética. Pero también levanta suspicacias el hecho de que compañías públicas chinas tomen posiciones en sectores estratégicos europeos. De hecho, Bruselas está trabajando en un mecanismo para vigilar las inversiones de ese país, ante el temor de que busque la transferencia de tecnología y conocimientos a Asia. El ministro español de Energía hasta ayer, el popular Álvaro Nadal, también puso reparos a la operación. La posición del Ejecutivo de Antonio Costa se justificó por las fuertes inversiones realizadas por China en Portugal durante la crisis de la deuda soberana de la Eurozona, pero poco a poco se filtran detalles de la operación y hay otros argumentos. Por un lado, CTG garantiza la estructura y la identidad portuguesa de EdP, propietaria de la antigua Hidrocantábrico, y por otro, se ofrece a reforzar al grupo con unos 7.000 millones de sus propios activos de renovables.

CTG es el mayor accionista de EdP con un 23,3% de la sociedad y anunció a mediados de mayo una opa por el porcentaje restante, una oferta que se sitúa en 9.100 millones de euros. El consejo de administración de la portuguesa ya calificó de demasiado «baja» su propuesta y tiene hasta el lunes para evaluar el planteamiento concreto, esto es, también su oportunidad y el proyecto industrial. Y ahí parece estar el quid de la cuestión. Ya se había apuntado que CTG podría estar dispuesta a concentrar en EdP parte de sus activos e, incluso, a convertirla en su motor de desarrollo en Europa, pero su oferta va más allá.

Según Bloomberg, que cita fuentes cercanas a la operación, la compañía estatal china ofrece a la portuguesa la gestión de sus activos internacionales de generación eólica e hidroeléctrica. La agencia valora estos activos en cerca de 8.300 millones de dólares, unos 7.000 millones de euros, y destaca que permitirían aumentar la capacidad de producción de EdP en un 30%. Además, aportarían mil millones de euros anuales a su beneficio bruto de explotación, su ebitda (resultados antes de impuestos, intereses, amortizaciones y depreciaciones). Se tratarían de activos en Europa, América -principalmente Brasil- y los países de África de lengua portuguesa, pero incluso algunos en China.

Oportunidad en Oviedo

Lo que no se detalla es cómo se procedería a esa cesión de activos o en qué lugar de la estructura se encuadrarían, aunque una posibilidad sería integrarlos en EdP Renovables, la filial del grupo especializada en este tipo de energías y que, aunque cotiza en la Bolsa de Lisboa, tiene sede social y fiscal en Oviedo.

Precisamente, frente a la opinión del ya exministro Álvaro Nadal se posicionó el presidente del Principado, Javier Fernández, que aseguró preferir la opción china que una opa de otra compañía, como pudiera ser Iberdrola o Endesa, de la mano de su propietaria, la italiana Enel, y que podría significar desmembrar el grupo, tanto porque no pudiera asumir una operación de ese calibre como porque la UE exigiera desinversiones en algunos negocios para fomentar la competencia. También se correría el riesgo de la pérdida de la estructura asturiana de EdP. De hecho, la propuesta de fusión de Gas Natural con EdP de hace unos meses planteaba centralizar la sede del nuevo grupo en Madrid, un aspecto que provocó el rechazo de plano del Gobierno de Portugal y la operación no llegó a fructificar.

 

Fotos

Vídeos