Asturias reactiva el sector de la energía eólica después de seis años paralizado

Parque eólico en la sierra de La Bobia, cerca de Taramundi, el segundo que se instaló en el Principado. / CARMEN PIÑÁN
Parque eólico en la sierra de La Bobia, cerca de Taramundi, el segundo que se instaló en el Principado. / CARMEN PIÑÁN

Dos empresas solicitan la instalación de nueve parques eólicos, los primeros que se autorizan desde julio de 2013 | El Principado tiene en tramitación otros 45 proyectos de este tipo con una potencia de 869 megawatios

LAURA CASTROGIJÓN.

Asturias avanza en su apuesta por las energías renovables y lo hace con la reactivación de la eólica, paralizada desde julio de 2013, cuando se autorizó el último parque. Dos empresas, las sociedades Merybal Construcciones y Contratas y Green Capital Power, forman parte de este nuevo impulso 'verde' que está llevando a cabo el Principado para adaptarse a un nuevo futuro, donde el carbón, fundamental hasta ahora en la generación de energía en la región, pasará a un segundo plano.

Ambas firmas han solicitado la instalación de nueve parques eólicos con una potencia total de 191 megavatios (MW). Su ubicación se repartirá a lo largo de ocho concejos: Allande, Boal, Castropol, Coaña, Illano, San Tirso de Abres, Vegadeo y Taramundi. Las solicitudes, publicadas ayer en el Bopa, forman parte de los 45 proyectos eólicos que el Principado tiene actualmente en fase de tramitación, tal y como publicó EL COMERCIO el pasado lunes.

En la actualidad, la región cuenta con 19 parques eólicos que representan una potencia instalada de 518,45 megavatios, aunque la capacidad de evacuación de energía a través de la red de infraestructuras permite dar salida a 1.250 megavatios. Con estas nueve instalaciones, la potencia eléctrica de Asturias generada por el vierno ascenderá a 869 MW, por lo que la región cuenta aún «con un gran potencial de crecimiento en esta área», tal y como destasca el Principado.

De hecho, casi un 70% de la generación energética de la comunidad procede aún de fuentes no renovables, entre ellas el carbón. La hidráulica representa un 17,6% del mix energético, mientras que otras alternativas como la biomasa se limitan a una aportación del 2,1%. La eólica, por su parte, se sitúa en torno al 11,8% gracias a los parques ubicados en el occidente de la región. El último se adjudicó el 12 de julio de 2013, se encuentra en Villanueva de Oscos y tiene una potencia mínima de 6 megavatios.

No obstante, experimentarán próximamente un importante crecimiento, pues los proyectos eólicos representan el grueso de iniciativas renovables, 56 en total, que están actualmente en cartera. Aunque el viento no será la única fuente 'verde' que se hará fuerte en el futuro más cercano. Según los datos facilitados por la Dirección General de Minas y Energía -dependiente de la Consejería de Industria-, hay seis proyectos relacionados con la producción eléctrica a partir de la biomasa -aprovechamiento de la materia orgánica e industrial formada en algún proceso biológico o mecánico-, que supondrán una potencia de 108 MW. En la actualidad, solo hay tres instalaciones de esta naturaleza, aunque la gran mayoría de los 77,97 MW que suman se corresponden con las dos instalaciones que Ence tiene en Navia.

Además de la biomasa y la eólica, el Principado tiene en fase de tramitación dos proyectos de generación a partir de biogás, otros dos de solar fotovoltáica y uno más de geotermia. La primera tiene una potencia instalada de 13,56 MW, mientras que las dos últimas son las que menos peso tienen dentro del mix energético, con 1,203 y 7,63 MW, respectivamente.