La alcaldesa de Gijón pedirá aclaraciones por un recorte en el empleo «preocupante»

E. C.GIJÓN.

El nuevo ajuste en Arcelor ha cogido a la alcaldesa de Gijón, Ana González, casi recién llegada al cargo. Sin embargo, la regidora ha insistido en que el Consistorio tiene que saber lo que sucede en las plantas de la multinacional y pedirá aclaraciones a la compañía sobre el recorte de 200 empleos planteado para la sección de largos.

La primera edil de la ciudad ha considerado «preocupante» esta noticia y la califica de «inquietante», no solo por esos empleos directos, sino también por el «efecto cascada» que tiene el sector industrial -por cada empleo en este ámbito se generan siete de forma inducida-.

González ha pedido, además, «prudencia». Según subrayó, se trata de un sector «absolutamente estratégico» por lo que hay que estar atento e intentar explicar los valores de que la empresa siga en Asturias.

Por su parte, el concejal de Foro en el Ayuntamiento de Gijón, Jesús Martínez Salvador, ha mostrado también su «máxima preocupación» por este asunto y ha pedido a González que inste al Principado a «exigir soluciones».