El coste del absentismo laboral en Asturias supera los 274 millones de euros

El presidente de Fade, Belarmino Feito/HUGO ÁLVAREZ
El presidente de Fade, Belarmino Feito / HUGO ÁLVAREZ

El periodo medio de duración de las bajas fue de casi 63 días, veinte más que en el resto del país | Seis de cada cien trabajadores no acudieron a su puesto ningún día del año en 2017

Daniel Fernández
DANIEL FERNÁNDEZGijón

Define la legislación laboral absentismo como la ausencia o abandono del puesto de trabajo en horas que corresponden a un día laborable dentro de la jornada de trabajo. Y diferencia entre absentismo justificado, como una baja médica, o el injustificado, cuando no existen motivos para no acudir a trabajar.

En Asturias, el coste del absentismo laboral (justificado y no) en el último año fue de 274 millones de euros, lo que supuso un incremento del 9,74% respecto a 2016. El dato lo refleja el informe elaborado por la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (Amat) que ha sido presentado esta mañana en la sede de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), en Oviedo. Según este documento, el coste de las ausencias a los puestos de trabajo en Asturias supone 21.119 jornadas anuales perdidas. O lo que es lo mismo: 6 de cada 100 emleados no acudieron a su puesto de trabajo ningún día al año en 2017.

Noticias relacionadas

El informe fue dado a conocer durante la celebración de las jornadas sobre absentismo organizadas por Amat, cuyo acto de presentación estuvo presidido por el presidente de Fade, Belarmino Feito; el director general de Trabajo del Principado, Antonio González, y el director gerente de Amat, Pedro Pablo Sanz Casado.

El estudio establece que el coste directo a las empresas generado por el absentismo laboral fue en 2017 de 133 millones de euros. A esta cantidad se suman los costes que genera a la Seguridad Social por cotizaciones, que fue de 140,46 millones de euros, un 7,98% más que en 2016.

Según el informe de Amat, en 2017 en Asturias se registraron 73.236 casos de incapacidad temporal por contingencias comunes (bajas), un 2,24% más que en el año anterior. En España fueron 4.625.484 trabajadores quienes cogieron una baja, un 8,3% más que en 2016. La duración media de las bajas en el Principado es muy elevada, de las mayores del país, con 62,91 días de media. Son casi veinte días que la media nacional, cuando el periodo de baja médica es de 43,66 días. Según explicó Pedro Pablo Sanz, este elevado dato de duración media de las bajas se debe al «cuello de botella» que se genera en los Servicios de Salud e Inspección médica del Instituto Nacional de la Seguridad Social. En este sentido, sí avanzó el director generente de Amat que el INSS tiene previsto aumentar la plantilla de médicos asignados a inspección para reducir estos tiempos.

El estudio sobre absentismo laboral establece que las doleencias de espalda son el principal motivo de baja médica: 3.534 alteraciones no especidficadas y 1.508 alteraciones de la columna cervical. Le siguen los 1.253 casos diagnosticados de enfermedades relacionadas con las articulaciones. Las tendinitis (956); trastornos internos de rodilla (860), esguinces y torceduras de tobillo y pie (600); hernias discales (499); trastornos de sinovia tendón y bursa (400) y luxación de rodilla (297), completan el 'top ten' de dolencias que requirieron de baja médica.

Por sectores, el del comercio al por menor fue el que más bajas registró, con un total de 8.417 casos. Le sigue el de hostelería (4.376), servicios a edificios y actividades de jardinería (3.164) y la construcción (2.403).

El presidente de Fade, Belarmino Feito, recalcó durante la presentación del informe sobre absentismo laboral que los empresarios «somos los primeros interesados en que se produzca la baja médico de todo trabajador que no esté en situacion de ocupar su puesto, pero el absentismo no deseado y la duración de las bajas pueden poner en peligro la competitividad de las empresas». Por ello, insistió en la demanda de la patronal asturiana de que la Administración permita a las mutuas adelantar las pruebas diagnósticas y tratamientos «para evitar la prolongación innecesaria de los procesos».

 

Fotos

Vídeos