El mantenimiento del empleo y los 20 millones para la planta de Alcoa en Avilés, las claves

El mantenimiento del empleo y los 20 millones para la planta de Alcoa en Avilés, las claves
Concentración de trabajadores de Alcoa en las instalaciones de Avilés el pasado día 12. / EFE

El documento contempla 44 prejubilaciones obligatorias y un plan de bajas incentivadas si no se encuentra un inversor

Ó. P. / N. A. E. GIJÓN.

El preacuerdo alcanzado 'in extremis' por Alcoa y los representantes de los trabajadores puso negro sobre blanco varias de las reclamaciones y de los puntos más debatidos a lo largo de las últimas semanas. Desde el mantenimiento del empleo seis meses hasta la inversión para un posible rearranque de las cubas de electrolisis, el texto ha servido como punto de encuentro para satisfacer tanto a la empresa como a los representantes de los trabajadores. Estas son las diez claves del documento suscrito.

1. El empleo seguirá hasta el 30 de junio

Se mantienen todos los puestos de trabajo de los empleados de carácter indefinido hasta el 30 de junio mientras se busca un comprador que pueda adquirir las plantas y subrogar a los miembros de la plantilla, así como ofrecer soluciones para la reindustrialización de las instalaciones.

2. Parada ordenada de las cubas de electrolisis

La empresa se compromete a adoptar las medidas precisas para la parada programada de las cubas electrolíticas hoy activas, de modo que puedan volverse a arrancar por un potencial comprador. Para ello deberá contar con la colaboración de los trabajadores. El proceso se ejecutará antes del 1 de marzo.

3. Partidas para rearrancar las cubas de electrolisis

En el supuesto de que Alcoa alcance un acuerdo de satisfacción con un inversor, la multinacional se compromete a asumir en las plantas que sean objeto de compra el coste de rearrancar las cubas que hayan sido objeto de una parada programada y ordenada, así como rebrascar las cubas que a día de hoy están ya paradas, para que el nuevo titular pueda dar continuidad a la producción electrolítica.

La venta y la citada asunción de coste por parte de Alcoa estará condicionada a que el comprador asuma la totalidad de los trabajadores y, por tanto, Alcoa no tenga que realizar ningún despido, recolocación ni prejubilación alguna. Además, requiere que el inversor proporcione garantías que permitan concluir que el proyecto empresarial es viable.

El límite de asunción de coste por parte de Alcoa se cifra en 40 millones (20 millones de euros por cada planta). Estas cantidades se harán efectivas conforme se vayan ejecutando las operaciones.

4. Puesta en marcha de un plan de formación

Tras ejecutar la parada ordenada de las cubas, los trabajadores de las series electrolíticas, desde el 1 de marzo aproximadamente y hasta el 30 de junio, participarán en el plan de formación que gestionará el grupo Alcoa Inespal, así como en aquellos planes que pueda facilitar el Ministerio de Industria. Estos trabajadores continuarán de alta en la Seguridad Social y seguirán percibiendo su retribución de la jornada ordinaria.

5. Las dos fundiciones mantienen su actividad

El mantenimiento de las fundiciones de ambas plantas y de la torre de pasta de La Coruña permitirá la continuidad de 205 empleados: 114 en La Coruña y 91 en Avilés.

6. 106 recolocaciones en la planta de San Ciprián

En caso de no encontrarse un inversor, habrá recolocaciones vinculadas a la implementación de un plan de bajas incentivadas en la planta de San Ciprián, en Lugo, condicionado también a que esta propuesta sea aceptada por la representación de la factoría lucense. Se ofrecerá a sus trabajadores con 57 o más años de edad el 31 de diciembre de 2018 y hasta los 65 la posibilidad de adherirse al plan de bajas incentivadas. Se les asegurará un complemento que alcance los porcentajes siguientes. De 57 a 59 años: el 74% del salario bruto hasta los 64 años. De 60 hasta 65 años: 78% del salario bruto hasta los 65 años.

Estas bajas incentivadas generarían vacantes para empleados de Avilés y La Coruña en los mismos grupos funcionales, que se distribuirían de forma equitativa entre las dos plantas. Esto podría llevar, potencialmente, a la recolocación de hasta 106 empleados. Como compensación por el traslado de residencia se ofrecen 10.000 euros por trabajador.

La propuesta es que los operarios de Avilés y La Coruña con mayor antigüedad y que no sean prejubilables tengan prioridad para acogerse a estas vacantes.

7. 44 prejubilaciones obligatorias

Si no fructifica una compra por otro operador habrá prejubilaciones obligatorias para todos los empleados de 53 años o más a 31 de diciembre de 2018. Se les asegurará un complemento que, sumado a la prestación por desempleo, alcance los porcentajes siguientes. De 53 años a 56: el 70% del salario bruto hasta los 63 años. De 57 a 59 años: el 74% del salario bruto hasta los 64 años. De 60 hasta 65 años: 78% del salario bruto. Según los cálculos de la empresa, esta medida afectaría a unos 44 empleados, la mayoría en La Coruña (36) y solo 8 en Avilés. Además, habrá un convenio especial con la Seguridad Social para el personal prejubilado.

8. Trabajadores afectados de menos de 53 años

Derivado de la extinción de su relación laboral, el personal no incluido en las medidas anteriores percibirá una indemnización bruta equivalente a la suma de 60 días de salario por año de servicio sin límite de ejercicios y, adicionalmente, un segundo importe equivalente a 10.000 euros brutos.

9. Elaboración de un plan de recolocación externo

Se desarrollará un plan de recolocación externo para fomentar la recolocación o el autoempleo a cargo de Lee Hecht Harrison.

10. Aprobación por parte de los trabajadores

Este documento tiene que ser refrendado en asamblea por los trabajadores de las plantas. La votación se realizará hoy en ambas factorías.