La 'marcha negra' pisa suelo asturiano

La 'marcha negra' pisa suelo asturiano
Los dos centenares de mineros caminan con la pancarta en la que reclaman una transición justa a su paso por Degaña. / FOTOS: DAMIÁN ARIENZA

Unos 200 mineros llegan a Degaña y partirán hoy rumbo a Cangas del Narcea

BELÉN G. HIDALGO DEGAÑA.

«Pensábamos que iríamos solos, pero la gente nos espera en cada pueblo que atravesamos y nos acompaña. Es espectacular porque no hay que convencer de nada a nadie. Todos saben lo que hay». Con estas palabras resumió ayer el portavoz de la plataforma minera Santa Bárbara, Marcelino Menéndez, las sensaciones de los 200 mineros que completaron la segunda etapa de la marcha que pretende llevar sus reivindicaciones hasta Oviedo. Defienden una transición energética justa, tal y como reza la pancarta con la que ayer, en una jornada emotiva y simbólica, recorrieron los 23 kilómetros del tramo que arrancó en Villablino y concluyó frente al Ayuntamiento de Degaña. Atrás quedaron los aplausos y mensajes de apoyo de quienes se sumaron a la marcha o el sentido himno minero, 'Santa Bárbara Bendita', con el que despidieron León y que fue interpretado por la Cofradía del Cristo de los Mineros de Caboalles de Abajo, en la vecina provincia de León. «Queremos que se nos escuche», afirmaron.

Ya en suelo asturiano se reencontraron con familiares, amigos y compañeros que les esperaban frente a la explotación de Cerredo. «Si no lo vives, no eres capaz de hacerte a la idea. Están defendiendo lo que fue su vida», confesó Menéndez, recordando el apoyo de los alumnos del colegio de Cerredo o la imagen de padres y madres que se incorporaron a la marcha con los carritos de sus hijos. «¿Y el futuro de estos críos? Marcharán de estas comarcas», lamentó el portavoz.

La plataforma Santa Bárbara que aglutina a los 800 trabajadores del sector minero excluidos del plan del carbón 2019-2027 sigue manteniendo que existe futuro para la minería y, por tanto, para sus comarcas. «La solución es muy simple y está encima de la mesa. Pasaría por mantener, al menos, una mina abierta y que esta recolocase a estos trabajadores, además de garantizar la venta de carbón mientras se abre un periodo de industrialización o se buscan alternativas concretas para esta comarca», apuntó Menéndez, consciente de que el futuro también estará ligado a la capacidad de reducir la contaminación en esa transición ordenada que reclaman. «Hoy en día, lo único que podemos defender es el carbón. Estamos hablando de empleo en la comarca. Es lo lógico», reiteró subrayando las posibilidades de investigar para que esa contaminación sea cada vez menor y que ello se convierta en otra alternativa con la que sea posible mantener el carbón nacional en el mix energético.

Hoy, a las nueve de la mañana, partirán del Ayuntamiento de Degaña y su destino será Cangas del Narcea. Su marcha pasará por otra de las empresas mineras de la comarca, Carbonar. «Recuerdo que fue una empresa modélica. Hoy está en una situación crítica tras el incendio y ahora le van a obligar a cerrar si esto sigue igual», recordó Menéndez. La jornada se prevé dura, pues anuncian frío y hasta nieve. «No nos rendiremos».

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos