Elecciones autonómicas en Asturias

La amplia victoria del PSOE le permitiría pactar con la izquierda o con Ciudadanos

La amplia victoria del PSOE le permitiría pactar con la izquierda o con CiudadanosGráfico

Los socialistas duplicarían en escaños a la segunda fuerza política, la candidatura de Vázquez logra un importante crecimiento y el PP podría quedarse como cuarta fuerza

ANA MORIYÓN GIJÓN.

El PSOE ganaría las elecciones autonómicas el próximo 26 de mayo y podría gobernar en el Principado con el apoyo de los otros dos partidos de la izquierda: Podemos e IU. El candidato socialista, Adrián Barbón, tendría incluso la posibilidad de ser investido presidente de Asturias únicamente con el respaldo de la formación morada puesto que, según la encuesta elaborada por Invesmark para EL COMERCIO, en el peor de los casos estas dos fuerzas sumarían los 23 escaños. Exactamente la mayoría absoluta.

Con la previsible ayuda de la coalición, el bloque de izquierdas alcanzaría entre 25 y 27 escaños, frente a los 28 que sumó en la pasada legislatura. No obstante, el sondeo vaticina en esta ocasión un mayor peso para el PSOE (que ganaría en todas las circunscripciones y pasaría de 14 diputados a 16-17) en detrimento de las candidaturas que encabezan Lorena Gil en Podemos (que perdería dos escaños, para quedarse con siete) y Ángela Vallina, de IU (que tiene cinco y ahora obtendría entre dos y tres).

El trasvase de votantes de estas dos formaciones a la candidatura de Adrián Barbón con respecto a los últimos comicios autonómicos parece evidente y la encuesta no hace más que cuantificarlo. Según el análisis realizado en el citado sondeo a partir de la intención de voto y la simpatía manifestada por los encuestados hacia los partidos, el PSOE se beneficiaría del momento de apogeo que experimenta el partido de Pedro Sánchez y, además de mantener el 78,5% del voto recibido en 2015, se vería reforzado con un 21,6% del que obtuvo entonces la formación morada y un 27,7% de los votantes de IU. No en vano, los socialistas asturianos cuentan esta vez con la simpatía del 24,4% de los encuestados, un porcentaje que aumenta hasta el 29,4% entre los mayores de 60 años. Y su líder, Adrián Barbón, es además el candidato mejor valorado, con el 21,8% de los votos.

Al otro lado del arco parlamentario, el bloque de la derecha experimenta la mayor sacudida electoral. Por un lado, con la irrupción en la Cámara de Vox, que conseguiría dos escaños en la circunscripción central y, por otro, con el más que notable ascenso de Ciudadanos, que escala desde la última posición hasta la segunda fuerza política y se convierte en líder de la oposición. El partido de Albert Rivera en Asturias también es, según el trabajo de campo de Invesmark, el segundo en número de simpatizantes, con el voto de un 12,8% de los encuestados, aunque su acogida en la ciudad de Oviedo es aún mayor, donde alcanza el 20,6%.

Más elecciones

El partido más damnificado en la próxima cita electoral resultaría ser el PP, que sufre el mayor retroceso en la Cámara con respecto a las elecciones autonómicas de 2015, quedándose con seis o siete diputados (frente a los once actuales), el peor resultado de su historia. Todo indica que la tendencia experimentada en los comicios nacionales y la crisis interna a nivel autonómico pasarán factura al equipo de Teresa Mallada.

LOS RESULTADOS ÍNTEGROS DE LA ENCUESTA, EN LA EDICIÓN IMPRESA DE EL COMERCIO Y EN KIOSKO Y MÁS.