La caída del imperio Zuckerberg paralizó la campaña 'online'

Teresa Mallada (PP), publicitando en Twitter su servicio de Whatsapp. /
Teresa Mallada (PP), publicitando en Twitter su servicio de Whatsapp.

Tres horas sin Facebook, Whatsapp e Instagram, las redes sociales que mayor compromiso generan entre dirigentes y afiliados

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUEGijón

¿Así que esta era la vida levantando la mirada de la pantalla? Un tú a tú con la dueña de un puesto en el rastro para regatearle unos centimillos, el disfrute de unos quesos por el simple placer de degustarlos -y no por el entusiasmo de ver cuántos 'me gusta' acumula de desconocidos mirando cómo lo hacemos-, o volver a portar un ramo para que sea bendecido. Con agua de verdad, no virtual.

Ayer, los políticos tuvieron que conformarse con eso. Y sus equipos y prescriptores sociales, también. Ya podían pulsar compulsivamente el botón de actualizar que no había cambios. Facebook, Whatsapp e Instagram dejaron de funcionar en varios países de Europa -incluido España- de 13h. a 16h. Tocaba volver al redescubrimiento de los placeres terrenales en plena hora del telediario. En confiar en que ese paseo por el Fontán, el puesto de quesos del mercado de Cangas de Onís o la asistencia a una procesión sirviesen para llevarse un puñado de votos. Solo con dejarse ver. En persona, en carne y hueso.

Adriana Lastra esquivó el fallo. Ella es de Youtube y su acto del día como generadora de contenido fue su recomendación musical. Tocaba Leiva junto a Bunbury. No corrió la misma suerte la Federación Socialista Asturiana, el único partido a nivel regional con anuncios de pago activos en Facebook y cuya rotación se vio paralizada durante ese tiempo. En ellos se promocionaba el mitin de su cabeza de lista al Congreso junto a Carmen Calvo mañana en Oviedo. Otros siguen centrando sus esfuerzos en Whatsapp y quizá por ello, recién retomada la actividad, y como si de una evangalizadora social se tratase, la candidata del PP al Principado, Teresa Mallada, publicitaba a los pocos minutos el servicio de mensajería instantánea de su formación.