El FICX confía de nuevo en el cine del coreano Hong Sang-soo

Una imagen de 'Hotel by the river', película ganadora del FICX. / E. C.

'Hotel by the river' se lleva los galardones a mejor película y mejor guion, además del de mejor actor para Ki Joobong. 'Cantares de una revolución', del asturiano Ramón Lluis Bande, el premio especial del jurado

M. ROJO

El Festival de Cine de Gijón ha celebrado la gala de clausura este sábado con el reconocimiento a sus ganadores. En lo más alto del palmarés, tal y como sucediera en 2015, se sitúa el cine surcoreano de Hong Sang-soo, porque su película 'Hotel by the river', una poética historia de encuentros y desencuentros familiares en el hotel junto al río que da nombre al filme, se lleva el premio principal del festival al mejor largometraje, el de mejor guion y, quizás el más merecido, el de mejor actor para su protagonista, Ki Joobong, que interpreta a un viejo poeta que presiente la llegada de la muerte y reúne a sus dos hijos, enfrentados entre ellos, para cerrar viejas heridas y, como quien dice, reconciliarse con ellos. En el mismo hotel, una joven que ha sufrido un desengaño amoroso recibe la visita de una amiga, el pañuelo en el que secarse las lágrimas. Apenas se unen las dos historias, que discurren paralelas pero observándose de cerca, en un paisaje onírico, cubierto de nieve, en el que se oye cantar a las urracas y el viento cimbrea las copas de los árboles.

CAROLINA SANTOS

No se llevó Hong Sang-soo sin embargo el premio a la mejor dirección, que fue ex aequo para el rumano Radu Jude por 'I do not care if we go down in history as barbarians' y para la chilena Dominga Sotomayor, por 'Tarde para morir joven', película que también se lleva el premio de mejor fotografía, firmada por Inti Briones. El de mejor actriz fue para Olivia Colman, protagonista de 'La favorita', una película muy aplaudida que sirvió para inaugurar, hace ya diez días, el festival que ahora se despide con una gala que tendrá lugar en el Teatro Jovellanos a eso de las ocho de la tarde. El premio Gil Parrondo a mejor dirección artística es para Iuliana Vilsan, por 'I do not care if we go down in history as barbarians' y el premio especial del jurado, para 'Cantares de una revolución', la pelícua de Ramón Lluis Bande que suponía el regreso del cine asturiano a la Sección Oficial del FICX después de más de dos décadas de espera. La película del colaborador de EL COMERCIO cuenta a través de lugares y canciones de Nacho Vegas las huellas en Asturias de la revolución del 34.

En cuanto a los cortometrajes, 'Imperial valey', de Lukas Marxt, se alza con la victoria «por el excelente uso de la imagen cinematográfica y su experiencia para generar estados mentales que incitan a la reflexión». 'La casa de Julio Iglesias' se lleva el premio al mejor corto del Arcu Atlánticu, que otorga una mención especial a 'All inclusive', de Suiza.

El jurado joven prefirió premiar 'Mug', de la directora polaca Malgorata Szumowska, y 'La casa de Julio Iglesias' en la categoría de cortos. El premio Rellumes, el de la crítica, es para 'Winter flies', de Olmo Omerzu, una comedia que implica un viaje de descubrimiento para sus protagonistas. Le da el jurado FIPRESCI a Marie Loser el premio a mejor directora de Rellumes, por su 'Cassandro the exotico!'. Otro de los premios más importantes, el que conceden los niños que asisten a las proyecciones infantiles con sus votos, es el de Enfants Terribles, la sección que patrocina el diario EL COMERCIO. Este año, el premio se lo lleva 'Un corazón extraordinario', de Marc Rothemun. El premio del público de este año es para 'À l'école des philosphes', película suiza firmada por Fernand Melgar.

También se lleva premio doble Hamada, de Eloy Domínguez Serén, (mejor película española a competición y mejor director español); el jurado CIMA premia 'Game girls'; y el jurado de la sección Día d'Asturies, al mejor largo asturiano, premia a los 'Enterrados' de Luis Trapiello, con mención especial para 'Entrialgo', de Diego Llorente.