https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-cocineros-desktop.jpg

José Antonio Campoviejo: «De mayor quiero ser mejor que hoy»

A José Antonio Campoviejo le va la manzana./DAMIÁN ARIENZA
A José Antonio Campoviejo le va la manzana. / DAMIÁN ARIENZA

El cocinero vive el verano entre fogones y sueña con las vacaciones de navidad «Hace años que tengo amenazada a la familia con irme un mes a escuchar música a Viena»

PABLO A. MARÍN ESTRADAGIJÓN.

Desde el patio de El Corral del Indianu, en Arriondas, José Antonio Campoviejo se refresca a la sombra de un limonero. En lo alto lucen una estrella Michelin y dos soles Repsol, pero el cielo que prefiere es el de El Fitu, que abarca todo su paraíso.

-¿Qué tal el verano?

-Como los últimos 23, encerrado en la cocina del Corral.

-¿Algún truco para estar fresco entre fogones?

-No pensar en el calor que tenemos. Vale más, sino sería un problema.

-¿La creatividad ayuda a ventilar?

-En este oficio la inspiración siempre debe cogernos trabajando como decía Picasso. Y si hay ideas hasta el sofoco es llevadero.

-¿Cuál fue la última que salió del taller?

-Un aperitivo: 'chicharrón del norte'. Lleva carne de gochu asturcelta y anchoa del Cantábrico, lo unimos con limón de nuestro jardín y lo escarchamos.

-Es la esencia de su cocina: mar y montaña, como Asturias.

-Para mí un ejercicio natural. Arriondas está a media hora del mar o de la alta montaña y se mezcla todo.

-¿Y para hacer una escapada, es más de monte, playa o carretera?

-Soy del Mirador del Fitu. Cuando necesito evadirme voy allí donde puedo abarcarlo todo y me siento libre.

-¿Vacaciones es palabra prohibida?

-No hombre no, hay que parar, pero aquí vamos a la inversa del mundo y tocan en navidad.

-¿Tiene ya plan para estas?

-Lo preparo siempre el 25 de diciembre. Hasta entonces solo pienso en cocina. Ese día paro y busco.

-¿Dónde fueron las últimas?

-Niza y la Provenza. Tenía gana de hacer la Costa Azul por carretera. Saint Tropez y esos pueblinos me encantaron.

-¿Algún viaje pendiente?

-Hace años que tengo amenazada a la familia con irme un mes a escuchar música a Viena.

-¿La clave de su éxito es mantener la pasión de cuando abrió el Corral?

-No, tengo bastante más ahora. De mayor quiero ser mejor que hoy. Cada día compito conmigo mismo.

-¿Y con sus colegas, compite o se lleva bien?

-Fantásticamente, pero es que los amigos ya los tenía hechos antes. Eso sí, no me iría de vacaciones con ninguno. Ya tengo bastante cocina todo el año.

-Los jóvenes de la diáspora, son los nuevos indianos?

-Las oportunidades que daba entonces el mundo no son las de hoy. Es una pena porque estos pobres marchan preparados y ya ves.

-¿Alguna receta para el futuro de Asturias?

-Tenemos que crearlo entre todos y creerlo. Yo lo veo clarísimo: nunca me fui de aquí ni me pienso ir y he triunfado en mi negocio porque he creído y creado en Asturias.

-¿Algún mensaje a la consejera de Turismo, canguesa como usted?

-Conozco a Berta y sé que va a estar a la altura porque es muy capaz, pero creo que el turismo tiene suficiente peso en el pastel económico como para tener una consejería propia.

-Hablando de política ¿si tuviese que dejar a alguien sin veraneo?

-A Pedro Sánchez y a todos los diputados que escogimos. No entiendo que se larguen sin haber hecho su trabajo. Es acojonante.