https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

La carne de vaca casina, premiada en Londres

La carne de vaca casina, premiada en Londres
José Rosell de Vacum. / E. C.

La empresa Vacum obtiene la medalla de plata en la World Steak Challenge con un corte de este producto. En 2017 se hizo con el oro

A. FUENTE CASO.

La carne de vaca casina vuelva a ser premiada en el concurso internacional World Steak Challenge celebrado recientemente en Londres. La empresa cárnica Vacum, de origen leonés pero afincada en Valencia, ha logrado la medalla de plata del certamen por el entrecot de vaca Rubia Gallega cruzada con la raza casina. El galardón lo ha obtenido imponiéndose entre los más de 200 participantes de esta edición. También se hizo con la medalla de oro por el solomillo de vaca mirandesa.

Los cortes ganadores provienen de animales criados en libertad y alimentados con pastos frescos, indican desde la empresa. «Estas razas de vacuno están consideradas como de las mejores del mundo. Sus carnes destacan por un sabor, ternura y jugosidad», apuntan en Vacum.

El World Steak Challenge es uno de los certámenes más importantes del sector. Con su creación se busca concienciar al consumidor sobre el valor de la carne de calidad como parte de una alimentación equilibrada, además de marcar unos altos niveles y unas directrices esenciales en la producción de carne mundial. En esta cuarta convocatoria se han presentado veintidós países con hasta 35 razas diferentes, entre puras y cruzadas. En palabras de José Rosell, gerente de Vacum, «este premio es un claro indicativo del meticuloso trabajo diario de todas las personas que componen la empresa. El reconocimiento nos da energía para seguir esforzándonos y ofrecer carnes de gran calidad».

Esta empresa, de carácter familiar y que compra vaca vieja criada en el Parque de Redes, se fundó hace treinta años en León y se trasladó a Valencia por razones logísticas, ya que su puerto le da la posibilidad de exportar esta carne a casi todo el mundo.

No es la primera vez que la carne de vaca casina destaca en este importante certamen. El año pasado se alzó con el primer premio. La razón es clara, por ser un producto de alta calidad. Las reses son criadas de la forma más natural posible, viven en libertad y pastan en prados frescos. «El resultado es una carne con una grasa exquisita que, a menudo, tiene aromas y sabores a hierbas aromáticas, como enebro en verano, brezo en primavera, lavanda o romero. Una carne gourmet para el consumidor más exigente», explicaba Rosell. Esta empresa solo selecciona vacas viejas (de media ocho años) que están preparadas para ofrecer su mejor carne y son las más aptas para madurar.

 

Fotos

Vídeos