https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Ensalada de Albert Adrià de pimientos rojos asados con ventresca de bonito

Ensalada fácil con la firma de Albert Adrià para hacer en casa
Pimientos rojos asados con ventresca de bonito, plato presente en la carta de Bodega 1900, restaurante con el sello de Albert Adrià. / E. C.

El cocinero comparte una de las recetas de tapas clásicas de su Bodega 1900: sus pimientos rojos asados con ventresca de bonito

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Muchas son las cosas que le debemos a Albert Adrià, cuya carta de presentación comienza con un «cambió la forma de entender la cocina española y no quiso guardarse ningún secreto». El cocinero catalán también ha dado prestigio a la tapa y ha logrado explicarles el concepto a los extranjeros, algo que no siempre es fácil.

En Bodega 1900, establecimiento del grupo El Barri asentado en Barcelona, Albert Adrià elabora recetas tradicionales hechas con los mejores productos de temporada del mercado.

Es un bar de tapas tradicional con el sello de uno de los mejores cocineros que ha habido en España. Por eso en cuanto le pedimos que compartiera una receta con los lectores de estas páginas, el chef no dudó en recurrir a la carta de Bodega 1900, en la que destacan salazones y conservas.

En concreto, ha sido su receta de pimientos rojos asados con ventresca de bonito la que el Caldereta de Don Calixto 2019 en la categoría de Maestro Nacional ha querido compartir con los lectores de estas páginas. Solo necesitan tener a mano los ingredientes y un horno. En unos pocos minutos la tendrán lista.

Pimientos rojos asados con ventresca de bonito

Ingredientes:

Dos kilos de pimiento rojo italiano lo

más rojo oscuro posible, una lata de ventresca de bonito de calidad, 150 mililitros de aceite de oliva virgen extra Oro de Bailén, 200 mililitros de agua de pimientos, 50 mililitros de vinagre de vino blanco y cinco gramos de sal fina.

Elaboración:

-Hornear los pimientos rojos enteros a una temperatura de 230ºC durante unos 20 minutos.

-Sacar los pimientos del horno, poner dentro de una bandeja y cubrir con papel film para que suelten todo el agua.

-Una vez fríos, pelar y guardar todo el agua que han soltado.

-Estirar en una bandeja de horno.

-Salpimentar y hornear durante 20 minutos a 150ºC.

-Una vez horneados, dejar enfriar y cortar en tiras finas de un centímetro de ancho.

-Guardar en un recipiente con un poco de agua de la cocción.

-Abrir una lata de ventresca de bonito en aceite de oliva.

-Hacer una vinagreta de pimiento echando en un mismo recipiente vinagre, agua de los pimientos, aceite y sal.

Presentación:

-Aliñar 80 gramos de pimientos rojos asados y cortados a tiras con la vinagreta de agua de pimientos.

-Colocar los pimientos aliñados en un plato y, encima de ellos, poner 40 gramos de ventresca de bonito en aceite de oliva previamente escurrido.

-Acompañar con tostadas de pan.