https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

El Palacio de Moutas de Pravia vuelve a la vida

Javier Loya, en el centro del imponente salón del Palacio de Moutas de Pravia. :: JORGE PETEIRO/
Javier Loya, en el centro del imponente salón del Palacio de Moutas de Pravia. :: JORGE PETEIRO

Javier Loya y su equipo presentan hoy su nuevo proyecto de eventos para un edificio barroco que data del siglo XVIII

J. M. PUGA

La actividad en el corazón del parque Sabino Moutas de Pravia ha sido incesante durante las últimas semanas. El responsable es el cocinero Javier Loya, quien adquirió el Palacio de Moutas, el imponente edificio barroco que domina el espacio, para devolverlo a la vida manteniendo el uso que tuvo hasta hace pocos años: servir de espacio para la celebración de bodas y eventos de diversa índole.

El Palacio de Moutas data, según distintos documentos, del año 1712 y su construcción se debe a Fernando Ignacio Arango Queipo, quien fuera caballero de Santiago, consejero de Indias y obispo de Tuy. Este inició la construcción de un edificio de planta cuadrada para disfrute suyo y de su familia. En su interior el que ha actualizado ahora Javier Loya, miembro de una de las sagas hosteleras de más renombre del Principado. Él y su equipo de Deloya Gastronomía servirán bodas y demás eventos en esta joya del siglo XVIII a partir de hoy.

Durante la reforma, claro, se ha tenido muy en cuenta que se trata de un conjunto histórico-artístico del siglo XVIII. De ahí que los cambios hayan consistido más en una actualización. «Básicamente, hemos modificado el jardín y el interior», adelanta Loya, con la voluntad de hacerlo más práctico y funcional y, por tanto, acorde a las nuevas tendencias del siglo XXI.

El Palacio de Moutas consta de un jardín posterior orientado al sur. En el interior hay un patio central con una columnata de piedra y dos plantas de dependencias. Su novedad está en el patio central, el cual se ha rehecho. Ahora está nivelado y puede techarse. «La planta baja está especialmente pensada para bodas. Solo el salón alberga a 200 personas y sumando los jardines la capacidad asciende a 400 invitados. Por su parte, las plantas superiores están concebidas para eventos al haber varios 'minisalones'», explica Loya.

El Palacio de Moutas tiene ya acordadas una quincena de bodas, empezando el próximo junio. En ellas ya se servirá gastronomía firmada por Loya: una oferta de 40 aperitivos diferentes y platos basados en el producto, con la lubina, el bogavante y el solomillo en primer lugar. El espacio praviano se suma al restaurante Mestura (Gran Hotel España) y Deloya Gastronomía y El Bistró (Hotel Ayre), en Oviedo, el Palacio de la Concepción en Gijón y el servicio de catering.