https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

El Palacio de La Riega alberga la fiesta más especial de la gastronomía asturiana

Esther y Nacho Manzano, en el Palacio de La Riega./Joaquín Pañeda
Esther y Nacho Manzano, en el Palacio de La Riega. / Joaquín Pañeda

El enclave gijonés, con Nacho y Esther Manzano al frente, es el escenario elegido para celebrar la gala de entrega de los premios de 'Yantar', que este año cumplen su mayoría de edad

J. M. P.

A falta de cuatro días para que se celebre la fiesta de la gastronomía asturiana, el espacio que la alberga, el Palacio de La Riega de Gijón, bulle de actividad. Todo tiene que estar listo para que el lunes por la tarde Eneko Atxa, Casa Consuelo y Félix Martínez se lleven el reconocimiento que se merecen por su trayectoria profesional y compartan un momento tan especial con amigos, familiares y compañeros de gremio.

Cuando llegue el momento, todo estará preparado, pero por el momento aún quedan detalles por ultimar: invitaciones que enviar, asientos que colocar y discursos que ensayar. Lo último en servirse será el 'catering' con el que se agasaje a premiados e invitados tras el acto oficial de entrega, que está previsto empiece a las siete y media de la tarde. Cuando acaben los requisitos protocolarios, se lean los discursos, se entreguen las Calderetas de Don Calixto y se hagan las fotos de rigor, será el momento de disfrutar de un ágape obra de Nacho Manzano, cocinero con dos estrellas Michelin en Casa Marcial, su restaurante de Parres; su hermana Esther, responsable del restaurante La Salgar de Gijón, establecimiento con un brillo Michelin, y el resto de su equipo.

Las Calderetas de Don Calixto vuelven al escenario que ha sido su centro de operaciones los últimos años para celebrar una edición especial, no solo por recibir a restauradores de prestigio, sino porque los premios que cada año se entregan desde estas páginas cumplen la mayoría de edad. Un total de 18 años en los que lo mejor de la gastronomía nacional, con Asturias como referente, se ha dado cita en Gijón.

Mucho ha llovido desde que en 2001 llegara a la villa de Jovellanos Custodio López-Zamarra, el que fuera durante más de 40 años el sumiller del restaurante Zalacaín de Madrid, para recoger su galardón concedido por 'Yantar'. En aquellos primeros años de fiesta, en cada edición solo había un homenajeado. A López-Zamarra le siguió otro experto de vinos y licores, Luis Miguel Martín, y a este, el gran chef y maestro de cocineros Luis Irizar, y, un año después, Joan Roca, responsable de dirigir los fogones de El Celler de Can Roca, el elegido recientemente como segundo mejor restaurante del mundo.

La historia de las Calderetas de don Calixto no hizo entonces más que crecer. En 2006 la nómina de premiados empezó a aumentar por tríos. Los primero en beneficiarse de la, ya sí, fiesta de la gastronomía asturiana, fueron Manolo de la Osa (chef de Las Rejas), Víctor Bango (de la emblemática Casa Víctor) y Álex Sampedro (por entonces cocinero de Los Tres Caracoles). Los últimos, hace justo un año, fueron Quique Dacosta (Quique Dacosta Restaurante), Abel Terente (El Asador de Abel) y Javier Álvarez Farpón (Casa Farpón). Las Calderetas de Don Calixto suman y siguen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos