https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Receta fácil para hacer casadielles

Casadielles de Camilo de Blas/Pablo Lorenzana
Casadielles de Camilo de Blas / Pablo Lorenzana

Así se prepara uno de los dulces asturianos más reconocidos

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Ingredientes:

Para la masa: 500 gramos de harina, 250 gramos de mantequilla, un vaso de agua, un sobre de levadura, una cucharada de sal, dos huevos y cuatro cucharadas de aceite de oliva.

Para el relleno: 250 gramos de nueces, 75 gramos de almendra, 50 mililitros de anís, 50 mililitros de agua y 60 gramos de azúcar. La proporción de frutos secos puede variar a gusto del consumidor.

Elaboración:

Mezclamos en un bol la harina, la mantequilla, el agua, la sal, la levadura, los huevos y el aceite y amasamos bien hasta conseguir una mezcla homogénea y no pegajosa. Si tamizamos primero la harina, quedarán unes casadielles más esponjosas. Si la mezcla no termina de quedar bien, vaya añadiendo, poco a poco, cucharadas de harina.

Cubrimos la mezcla con un paño y la dejamos reposar durante, al menos, dos horas. Transcurrido ese tiempo, echamos un puñado de harina sobre una superficie lisa y amasamos el contenido del bol con un rodillo de cocina. Cuando esté bien extendida, cortamos con un cuchillo trozos de masa con forma rectangular. Un grosor que ronde los cuatro milímetros estará bien. El tamaño de los cortes marcará el del postre final.

Para la masa, picamos en trozos muy pequeños los frutos secos y vertemos anís y algo de agua. La idea es que no quede una mezcla pastosa, así que incorporaremos el agua que requiera la situación. También añadimos el azúcar.

Añadimos una cucharadita del relleno en cada uno de los rectángulos que dejamos reservados y los enrollamos formando un rollito. Es recomendable pintar la masa con agua o huevo batido. Sellamos los bordes con un tenedor, asegurándonos que quedan bien cerrados.

Ponemos una sartén con abundante aceite. Cuando esté muy caliente, vamos metiendo las casadielles en tandas. Es importante que queden bien cubiertas de aceite o permanecer atento para darles la vuelta y evitar que se quemen por un lado y que queden por el otro crudas. Las colocamos en un plato con papel absorbente y espolvoreamos azúcar por encima antes de servirlas.

 

Fotos

Vídeos