La victoria de Victoria Beckham

La victoria de Victoria Beckham

Pocos creyeron en ella cuando dijo que quería ser diseñadora, pero hoy todos se rinden a su talento para los negocios. Analizamos la metamorfosis de la spice convertida en líder empresarial

C. URANGA/MUJERHOY.COM

A los 15 años, Victoria Adams ya sabía que quería ser alguien en la vida. Casi un cuarto de siglo después, la señora de Beckham confiesa que está realmente orgullosa de lo que ha conseguido a sus 40 años. Y no es para menos, porque la metamorfosis de cantante de grupo prefabricado, con millones de fans preadolescentes siguiendo sus pasos, a diseñadora de prestigio es un giro vital sorprendente. De hecho, hace siete años nadie habría apostado que su aventura en la moda iba a funcionar. Cuando anunció que no se iba a conformar con lucir modelitos, sino que también quería diseñarlos, pocos creyeron en ella.

Pero, contra todo pronóstico, en 2011 le arrebataba a Marc Jacobs el premio a la Mejor Marca del Año en los Fashion British Awards, y este mes ha sido nombrada líder de los emprendedores 2014 en el Reino Unido por la revista empresarial Management Today. Además, acaba de abrir tienda propia, con más de 2.000 m2 en Dover Street, la calle más high fashion de Londres en estos momentos (con permiso de Mount Street); sus vestidos se pasean por las alfombras rojas más codiciadas sobre cuerpos de mujeres más famosas que ella; y sus colecciones se agotan en apenas unos días en tiendas on line de lujo, cono Net-a-porter. com o MyTheresa.com.

Su única experiencia previa en el mundo de la moda antes de convertirse en diseñadora (y más allá de sus elecciones y preferencias por la ropa de Prada y los zapatos de Manolo Blahnik) había sido dar nombre a una colección de vaqueros, DVB Line, con Rock & Republic en 2005. (Más información en Mujerhoy.com).