Los tobillos al aire, la moda más polémica del invierno

Los tobillos al aire, la moda más polémica del invierno
INSTAGRAM

Invierno tras invierno, los más críticos no dudan en cargar contra quienes priorizan la estética a la comodidad

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Hay dos tipos de personas, los que llevan los tobillos al aire y los que no. No hay vuelta de hoja. Por mucho debate que haya entre los defensores y los detractores de esta moda, nunca habrá acuerdo. Unos tienen muy claro que no tiene sentido alguno y otros, que seguirán fieles a su look pese a la presión de los contrarios.

Hasta la propia Ana Rosa Quintana sermoneó a uno de sus reporteros que estaba haciendo una conexión en medio de un temporal de nieve en zapatillas deportivas y los tobillos al aire: «¡Como no llevas botas!».

Si tiramos de hemeroteca vemos que ya hubo tendencias anteriores que desataron guerras parecidas, llevar los pantalones rotos es otra moda que las generaciones más veteranas nunca podrán aceptar. Más de una abuela ha caído en la tentación de recurrir a la aguja y el hilo para que sus nietos recuperasen la buena presencia.

Para los que dan importancia a su atuendo les resulta difícil tapar sus tobillos cuando famosos e influencers publican constantemente fotos en las que tapan cualquier parte de su cuerpo antes que esta. El mensaje que dan es claro: si quieres molar, enseña tus tobillos.

La industria de los calcetines es, posiblemente, la más perjudicada en esta historia. Por muy precioso que sea el par de turno, nunca cautivará lo suficiente a un verdadero 'tobillista'. Si eres de los que sufre cuando se topa por la calle con uno de estos fashiom victim lo más seguro que que ya no pertenezcas a la generación de los milenials.

Si priorizas tu salud y la temperatura de tu cuerpo a cualquier moda que se presente, ya formas parte de la filosofía compartida por los que ya han llegado a una edad.