El motivo por el que Tom Cruise ha decidido no ver a su hija

El motivo por el que Tom Cruise ha decidido no ver a su hija

La última instantánea de Suri con su padre fue en julio de 2012 cuando la pequeña tenía seis años

ELCOMERCIO.ES

Cada año que pasa, Suri se parece más a su madre. Ambas mantienen una relación muy especial. Mientras que la pequeña cada vez está más a unida a Katie Holmes, también parece estar más alejada de su padre, Tom Cruise.

Doce años después parece que la situación no es muy diferente. Cuando Katie Holmes anunció su separación de Tom Cruise la noticia pilló por sorpresa incluso al actor, que aseguró que no se lo esperaba. Holmes entonces puso tierra de por medio y se mudó junto a su pequeña desde Hollywood hasta Nueva York, desde donde impulsó su carrera como diseñadora y alejó a Suri de la cienciología, una doctrina religiosa que busca la felicidad a través de la compresión de uno mismo y de los demás como seres espirituales, y de la que el actor es uno de sus embajadores. Y es que, según se afirmó tras el divorcio, el principal motivo para separarse fue que Holmes no quería que su hija se involucrara más en la religión que practica su padre. Tanto es así, que la actriz matriculó a Suri en un colegio católico. También se habló que los motivos religiosos fueron los responsables del notable alejamiento entre Tom Cruise y su hija menor.

A los pocos meses de que la pareja de actores se separase, las imágenes de Cruise con su hija desaparecieron. En la última instantánea de Suri con su padre fue en julio de 2012 cuando la pequeña tenía seis años. Esta semana, el diario estadounidense «US Weekly» asegura que el intérprete lleva años sin ver a su hija. Según informan a través de una fuente anónima, Tom Cruise tiene derecho a verla 10 días al mes, sin embargo no lo hace. «Él ha decidido no verla porque no pertenece la Cienciología», explica.

 

Fotos

Vídeos