Tarde de chicas real

Leonor, doña Sofía, Victoria Federica, Sofía -y, tras ella, Irene Urdangarin-, doña Letizia y, de espaldas, Paloma Rocasonano. :: EFE/
Leonor, doña Sofía, Victoria Federica, Sofía -y, tras ella, Irene Urdangarin-, doña Letizia y, de espaldas, Paloma Rocasonano. :: EFE

Doña Letizia y la Reina emérita se llevaron a todas las niñas de la familia a ver el musical 'Billy Elliot'

E. C.

Dos de las ausencias más sonadas en la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry de Inglaterra fueron las del rey Felipe VI y doña Letizia, en representación de la monarquía española.

Mucho se ha especulado sobre las razones por las que los Reyes no asistieron a la ceremonia real en Londres. Y es que, por protocolo, al ser Harry el sexto en la línea de sucesión británica, ni doña Letizia ni don Felipe estaban obligados a asistir. Otros medios aseguraban que los Reyes no habían asistido a la ceremonia por motivos de agenda y así nos quedamos sin poder ver la elección de vestido de la Reina para la mediática boda británica.

Sin embargo, ese día sí vieron a doña Letizia algunos madrileños, porque, a la misma hora en la que los invitados de Hollywood y los familiares monárquicos llegaban a la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, la Reina iba camino del teatro para ver el estreno del musical 'Billy Elliot'.

Ese fue el plan elegido el sábado por la tarde por doña Letizia, quien, junto a doña Sofía, la princesa Leonor y la infanta Sofía, disfrutaron del musical en el madrileño Teatro Nuevo Alcalá. Una tarde muy familiar a la que también se sumaron Victoria de Marichalar e Irene Urdangarin, la madre de la Reina, Paloma Rocasolano, y una prima del rey don Felipe, Cristina de Borbón Dos Sicilias.

Fue en el descanso entre acto y acto cuando los espectadores supieron que estaban compartiendo sala con doña Sofía, doña Letizia y las niñas. Y, en ese momento, la Reina y sus hijas accedieron a hacerse fotos y firmar autógrafos con sus compañeros de butaca del teatro.

La última vez que se pudo ver a doña Sofía, doña Letizia y sus dos hijas juntas fue el pasado 8 de abril, cuando asistieron al hospital privado Sanitas La Moraleja para visitar al Rey don Juan Carlos, quien se había sometido a una operación de rodilla.

En aquella aparición, desde Casa Real quisieron dar una imagen de normalidad entre ambas tras el tenso momento que protagonizaron en la Misa del Domingo de Pascua en Palma de Mallorca y el sábado volvieron a escenificar su buena relación solo horas antes de que, ayer, doña Letizia comenzase un viaje que la llevará a República Dominicana y Haití hasta el miércoles. Y, por ello, los Reyes no podrán celebrar juntos su decimocuarto aniversario de boda, que es mañana.

Eso sí, no es la primera vez que los actos oficiales obligan a los miembros de la Familia Real a aplazar la celebración de aniversarios personales.

De hecho, el propio Rey celebró en Etiopía su 47 cumpleaños, y la infanta Sofía no pudo compartir con sus padres su cuarto cumpleaños porque don Felipe y doña Letizia se encontraban en Londres en la boda de Guillermo y Catalina. A don Juan Carlos también le sorprendieron algunas de sus onomásticas en el avión oficial.