La reforma de Tabacalera saldrá a licitación en mayo por 9,3 millones

Los concejales de Foro y el PP votan a favor de la modificación presupuestaria en el Pleno de ayer./
Los concejales de Foro y el PP votan a favor de la modificación presupuestaria en el Pleno de ayer.

Foro y PP aprueban la modificación de 26,4 millones, que incluye la rehabilitación del edificio. El PSOE dio su apoyo al nuevo préstamo de 4,6 millones para fachadas

CRISTINA TUEROGijón

El penúltimo Pleno del mandato fue uno de los más cortos. En poco más de dos horas se resolvían los 12 puntos incluidos dentro del orden del día, incluyendo la aprobación (votaron en contra PSOE e IU) de una modificación presupuestaria de 26,4 millones procedente, en su mayoría, de remanentes de tesorería resultantes de la liquidación de ejercicios anteriores (20,9 millones). También se sustanció favorablemente, incluyendo aquí el apoyo del PSOE, la solicitud de un nuevo crédito de 4,65 millones de euros, que se repartirá en el pago de subvenciones para la rehabilitación de fachadas (cuatro millones) y en la rehabilitación de la Casa Paquet (650.000 euros).

Lo que se rechazó (Foro y PP se opusieron e IU se abstuvo) fue la enmienda presentada por el PSOE, que encontró reparos en la Intervención en la incorporación de partidas que no podrían consignarse al remanente al prohibirlo la ley, «una norma absurda del Partido Popular», rechazó el portavoz socialista.

Más información

Fue el debate presupuestario con el que comenzó la sesión plenaria repartido en dos turnos de intervención para cada formación. Y la sabida aprobación del mismo, dado el apoyo explícito confirmado el día anterior por el PP, restó intensidad al mismo. Fue laxo, donde unos, los grupos de la izquierda, PSOE e IU, calificaron la modificación presupuestaria de «tomadura de pelo», de «forma barata de hacer campaña electoral», e, incluso, de «señuelo» para vecinos como los de Cimadevilla.

La defensa de los grupos de la derecha, Foro y PP, se argumentó en la necesidad de generar «dinamismo económico» en Gijón, de «no paralizar» la ciudad, y de «dar respuesta a las necesidades» de los gijoneses, «recuperando patrimonio, dinamizando el sector y liberando recursos de amortización».

La primera fase de rehabilitación de Tabacalera, con 9,3 millones, se lleva la cuantía más sustancial y también las mayores críticas de la oposición. Un proyecto que, recordó Alejandro Roces, «siempre dijimos que se acometería cuando hubiera disponibilidad presupuestaria» y que ahora acometerá el Ayuntamiento «en vista de que la colaboración de otras administraciones, ni está ni se la espera». La previsión es sacarlo a licitación a principios de mayo, en una actuación «de importancia», que, dijo el concejal de Foro, «apuesta por recuperar el patrimonio histórico de la ciudad» y que, además, «no condiciona, ni compromete a ninguna otra Corporación». Porque, añadió, aún quedaría la definición de los usos del inmueble y la segunda fase del proyecto, de otros 9 millones de euros.

Para Manuel Pecharromán, «no se trata de destinar el dinero al edificio para que albergue un museo, lo que hay que discutir es qué contenido le vamos a dar». Porque para el PP, Gijón requiere un «cambio en la política cultural» y hacerse con el peso que en esta área tienen ciudades de tamaño similar como Málaga o Santander.

Fue muy crítico con esta actuación el socialista Santiago Martínez Argüelles. Consideró el concejal que la partida fijada para esa primera fase significa «tener nueve millones parados en un cajón» y acusó al equipo de gobierno de «condenar» de nuevo a los vecinos de Cimadevilla «a que no se haga nada. No han querido hacerlo durante cuatro años». Es más, para el portavoz del PSOE, este anuncio significa «un señuelo para cubrir los incumplimientos anteriores. Es como el de las dovelas, el de su líder, el que les abandonó. Lo mismo. Son señuelos». Mientras, para IU, en boca de Cristina Tuya, «es poco creíble que esos 9,3 millones se destinen solo a obra».

«Teloneros» de Foro

Junto a Tabacalera, el destino del dinero incluye 8,9 millones para amortizar deuda; cuatro millones para las subvenciones a la rehabilitación de fachadas; un millón de euros para mejoras en los accesos de Nuevo Roces; otro millón de euros para obras de mantenimiento y mejoras en colegios y para la construcción de una nueva cubierta en Los Pegoyinos; otros 300.000 euros para la adecuación de un local municipal en Moreda como centro de día para mayores con alzheimer; 396.000 euros para el proyecto básico de reformar de los antiguos depósitos de Roces, o 228.000 euros para estabilizar el terreno en Sotiello. También habrá 650.000 euros para convertir la Casa Paquet en albergue de peregrinos, un actuación que también generó controversia. Y es que el PSOE criticó destinar dinero «para algo que no tiene un acuerdo cerrado» y no hacerlo con otras cuestiones que sí lo tienen como el Hogar de Ceares. Roces aseguró que el acuerdo con la Fundación Sopeña estaba listo, aunque pendiente de limar el último fleco, que es que el Ayuntamiento sea el licitador de la obra. Un fleco que se espera resolver en la reunión que ambas partes mantendrán la próxima semana.

El apoyo del PP a la propuesta del equipo de gobierno para sacar adelante estas partidas, fue duramente criticado por Santiago Martínez Argüelles, quien los llegó a calificar de «teloneros» de Foro. «Terminan el mandato como lo empezaron, haciendo de teloneros de la otra parte de la derecha gijonesa. Triste deriva para un partido que tiene vocación de gobierno en otros sitios, menos en Gijón. Triste destino». El concejal del PSOE recordó que en 2014 se llegaron a aprobar 22 modificaciones presupuestarias y resaltó que, según la liquidación presupuestaria de 2014, «teniendo más recursos, ingresaron más (un 8,51% más de recaudación( e invirtieron menos (un 11,7% menos)».

Palabras de Martínez Argüelles, tras la argumentación de la edil del PP, Raquel Vega, que defendió el gasto en el momento actual «marcando un destino». Respecto a la amortización de deuda, nueve millones frente a los 16 de 2014, Vega explicó que «se cancela deuda a intereses elevados y se adquiere una nueva operación de préstamo a un interés más bajo. Defendemos lo responsable y correcto, reducir deuda y sanear el Ayuntamiento que a consecuencia de las malas gestiones de la izquierda durante más de 30 años estaba muy endeudado».

Cristina Tuya, por su parte, tras calificar la modificación de de «tomadura de pelo» y «propaganda electoralista», lamentó la falta de partidas para planes de empleo como el propuesto por IU de empleo verde «que se podría iniciar con un compromiso económico mínimo». La edil reconoció en este punto sentirse «estafada» y «engañada» porque «creíamos haber conseguido avanzar hacia una unidad en materia de empleo».

Sin embargo, la base de la «reactivación económica» fue el pilar del apoyo del PP. Según Raquel Vega, «aprobando esta modificación estamos hablando de la creación indirecta de 450 puestos de trabajo a jornada y año completo». Su compañero, Manuel Pecharromán, recalcó la necesidad de partidas como las destinadas a los centros educativos y defendió el papel de su formación tras alcanzar un acuerdo con el equipo de gobierno para la construcción de un nuevo edificio para medianas empresas en el Parque Científico, propuesta coincidente con las necesidades planteadas por el PSOE. Pero el edil del PP aprovechó para recordar los casi cuatro años de cierre del Principado de la exsede de Prodintec. «A ver si tira de las orejas a sus compañeros», instó Pecharromán a Martínez Argüelles.

El Pleno también dio para aceptar un ruego de IU para elaborar un mapa de emisiones electromagnéticas, aunque, según la alcaldesa, «lo tendrá que llevar a cabo la próxima Corporación. También IU advirtió del posible cierre de la empresa del mantenimiento urbano. Si ésta renuncia al contrato, se volverá a contratar y se subrogarán a los trabajadores, señaló Arrieta.