Un apuñalado y un herido por un botellazo en una pelea en Gijón

Calle de Juan Alvargonzález, en el barrio de El Llano. / J. PAÑEDA
Calle de Juan Alvargonzález, en el barrio de El Llano. / J. PAÑEDA

La disputa comenzó poco antes de la medianoche en un bar de la calle Juan Alvargonzález. La Policía Local logró detener al agresor en su domicilio

P. SUÁREZGIJÓN.

Dos heridos y una persona detenida. Ese es el balance tras una «violenta pelea» que tuvo lugar ayer a medianoche en el barrio gijonés de El Llano. Según informó la Policía Local, la disputa se origió hacia las once de la noche en el interior de un local de hostelería de la calle Juan Alvargonzález. Al ver cómo el tono de la discusión se iba elevando, fueron testigos de lo ocurrido quienes alertaron a los servicios de emergencia.

Inmediatamente, varios agentes de la Policía Local se desplazaron al lugar de los hechos, donde se encontraron con dos personas heridas. Una de ellas había recibido un botellazo en la cabeza, que le había provocado un aparatoso corte en la cabeza y otra presentaba un corte sangrante a la altura del pecho, después de que el agresor le hubiese clavado un objeto punzante en plena riña. Pese a que estas heridas no revestían «especial gravedad», los servicios sanitarios procedieron a trasladar a ambos heridos al Hospital de Cabueñes, donde les fueron realizadas las pruebas oportunas, tras lo que recibieron el alta médica.

Por su parte, los agentes de Policía se centraron en intentar localizar al autor de los hechos, el cual había huido del lugar tras acometer la agresión y se había refugiado en su vivienda de la calle Marcelino González. Una vez en la vivienda, los agentes procedieron a su detención. Se trata de J. R. F. R., de 57 años y vecino de Gijón. Tras inspeccionar el inmueble, los policías localizaron en su interior el cuchillo utilizado para asestar la puñalada, una daga y una navaja, aún con restos de sangre.

Segundo apuñalado

La de ayer se trata de la segunda víctima de apuñalamiento en apenas tres días. El pasado miércoles, un menor apuñalaba a otro joven en la espalda y el antebrazo tras iniciar una discusión por drogas. En aquella ocasión, el herido, que presentaba varios cortes sangrantes cuando fue identificado por la Policía, fue trasladado al Hospital de Cabueñes, donde recibió una serie de curas y fue dado de alta.

Ambos jóvenes no quisieron denunciar los hechos y rehuían dar explicaciones a la Policía porque, al parecer, la discusión y posterior pelea estuvo motivada en un problema de drogas. Según varios testigos, la trifulca se habría originado después de que al mayor le hubiera sido intervenida una dosis de cocaína, algo que su compañero le recriminó, dando comienzo a la discusión y posterior pelea.