Bandera azul protegida por vallas rojas

Un grupo de jóvenes pasa delante del vallado que cierra el acceso a las rampas situadas frente a la Cuesta del Cholo, para evitar que se dejen allí desperdicios. / AURELIO FLÓREZ

El Puerto Deportivo iza su distintivo con cierres en las rampas junto a la antigua rula | Su directora se reunirá el jueves con Esteban Aparicio y Urbaser para cerrar un acuerdo de colaboración sobre la limpieza de las dársenas

MARCOS MORO GIJÓN.

El Puerto Deportivo cumplió ayer con el rito del izado de la bandera azul en sus instalaciones tras perder la enseña en 2017. La recuperación del distintivo medioambiental que concede la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) no ha estado ajena de polémica en las últimas semanas. Muchos ciudadanos se preguntaban cómo era posible volver a lucir el distintivo ante el visible deterioro del entorno y la creciente presencia de desperdicios en las dársenas del Puerto Deportivo. Una suciedad que su directora, Flor Guardado, considera en buena medida ajena a la gestión de los amarres de las embarcaciones y atribuye a conductas incívicas de aquellos que salen a disfrutar del ocio por la zona y utilizan las instalaciones del Muelle como un «vertedero».

Para intentar frenar esta situación la Policía Portuaria ha colocado un vallado provisional en un punto habitual de reunión para botellones frente a la Cuesta del Cholo durante los fines de semana. Desde el pasado fin de semana unas vallas de color rojo impiden el acceso a las dos rampas que flanquean la antigua rula para evitar que se dejen allí desperdicios que luego acaba llevándose la marea.

«Me da mucha pena ver que todo está vallado. He visto muchísimos puertos de Francia, Inglaterra y Suecia y jamás he visto esta guarrería, lo que la gente deja en el paseo y las rampas», remarcó Guardado. Además pidió que cuando la gente vea ondear el distintivo azul «sepa que tiene que hacer un esfuerzo para que no se tiren las cosas al agua o a la calle, se recojan excrementos y se haga todo lo posible para estar en una ciudad limpia que, al final, es un puerto limpio».

El concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, puso de relieve que se vienen aplicando medidas de colaboración, medidas físicas preventivas como las vallas y medidas sancionadoras (el pasado fin de semana se pusieron 40 denuncias con la ordenanza del botellón, 15 en la zona de Rodríguez Sampedro). «Si la conciencia ciudadana falla, quedan lamentablemente solo las medidas puramente sancionadoras», señaló el edil, que participó en el izado.

Aparicio, que es también presidente de Emulsa, defendió que la falta de limpieza en el Puerto Deportivo es «ocasional», si bien dejó claro que sanear la lámina de agua es «responsabilidad de la entidad adjudicataria» según recoge el pliego de concesión. Tanto él como Guardado se reunirán el próximo jueves con Urbaser (empresa que tiene adjudicada la limpieza de los espacios de la Autoridad Portuaria) para intentar alcanzar un acuerdo de colaboración sobre la limpieza de las dársenas del Muelle.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos