Un helicóptero de Salvamento Marítimo sufre un accidente cuando se dirigía a la base de El Musel

El helicóptero accidentado./E. C.
El helicóptero accidentado. / E. C.

El aparato perdió altura y la aeronave tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia, sufriendo importantes daños. «No ha habido daños personales», según Salvamento Marítimo

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

Un helicóptero de Salvamento Marítimo que cubría el trayecto entre Alicante y Gijón ha sufrido un accidente a primera hora de la tarde de hoy en la provincia de Cuenca. Según han informado fuentes de Sasemar, no se habrían producido víctimas mortales.

La aeronave siniestrada volaba hacia la base de El Musel parasustituir al Helimer Cantábrico, que iba a ser retirado de forma temporal con el objetivo de realizar las labores rutinarias de mantenimiento. Precisamente el helicóptero accidentado había despegado desde la base de Alicante que centraliza esas labores de mantenimiento.

Al parecer, según las primeras investigaciones, la aeronave pudo haber sufrido una avería en pleno vuelo y la rotura de una de las ventanillas, por lo que fue perdiendo altura hasta conseguir llegar a una zona llana y tomar tierra de emergencia. Como consecuencia del brutal impacto, el helicóptero sufrió la fractura de la parte trasera y la salida de las lanchas salvavidas.

Hasta el lugar del accidente se trasladó un helicóptero medicalizado para hacerse cargo del piloto -único ocupante- y evacuarlo a un centro hospitalario.

Salvamento Marítimo aseguraba posteriormente que la aeronave «se ha visto forzada a realizar una toma controlada en la zona de Albarracín por una fuerte turbulencia que ha provocado parada del motor en vuelo».

Se da la circunstancia de que el accidente se produce en plena protesta del personal de la empresa Babcock, que tiene contratado el servicio de Salvamento Marítimo por el Ministerio de Fomento. La compañía prevé una reducción del salario próximo al 12%, lo que los empleados consideran «una pretensión de precarizar las condiciones de los equipos de rescate».