Las cámaras de Schulz, claves en la violación denunciada por una joven

Avenida Schulz, lugar del asalto según la denuncia. / JORGE PETEIRO
Avenida Schulz, lugar del asalto según la denuncia. / JORGE PETEIRO

La Policía visiona imágenes de la avenida, donde asegura que fue obligada a subir a un coche en plena tarde del lunes

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

La Policía trata de reconstruir el presunto asalto y agresión sexual denunciado por una joven de 23 años. Para ello, revisa cámaras de seguridad de la avenida Schulz, donde supuestamente fue abordada la tarde del lunes por un hombre que la introdujo a la fuerza en un vehículo y la trasladó a un descampado cercano a Roces, tal y como adelantó ayer EL COMERCIO.

Los agentes de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) visionan las imágenes de los circuitos de grabación de los negocios de la zona alta de la avenida Schulz y toman declaración a vecinos y comerciantes. Según el relato de la denunciante, caminaba sola cuando un individuo la asaltó sorpresivamente y pese a que se resistió, la introdujo en la parte trasera de un vehículo. Fue allí donde, tras circular varios kilómetros hasta las afueras de la ciudad, habría cometido la violación. En la denuncia abundó en que el turismo tenía una mampara de separación y que atrás tenía colocado un colchón. En cuanto la Policía tuvo conocimiento de los hechos, se activó el protocolo de atención integral a las víctimas de agresiones sexuales. La denunciante fue atendida en un centro sanitario para someterla a un examen médico que ya ha sido aportado al juzgado de instrucción que el lunes se encontraba en funciones de guardia y ha abierto una investigación.

Hace dos años

El relato de la joven guarda similitudes con el terrible episodio sufrido por una mujer hace dos años. En esa ocasión, el agresor la asaltó cuando ella se dirigía en coche a su puesto de trabajo, de madrugada. El individuo aprovechó que detenía el vehículo en un semáforo en rojo en Contrueces para, a punta de navaja, entrar por la puerta del copiloto y obligarla a conducir hasta un solar de Nuevo Roces. Precisamente, ayer el Tribunal Supremo notificó la resolución del recurso de casación interpuesto y ratificó para el procesado la condena de nueve años de prisión por el delito de agresión sexual. Se trata de la misma pena impuesta por la Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), que rebajó en dos años la condena inicialmente impuesta por la Sección Octava de la Audiencia Provincial al no apreciar la existencia de abuso continuado.

El Tribunal Supremo realiza la misma consideración y apunta: «La secuencia de agresión sexual que describe la sentencia se desarrolló entre el mismo acusado y la misma víctima, y se enmarca en un único espacio físico, el interior de un vehículo, y sin resaltar una fractura o diferenciación temporal entre los distintos hechos». Considerando que los ataques, «al margen de su diversidad, se ejecutaron en un marco único de una relación sexual de cierta duración, obedeciendo a un dolo único o unidad de propósito, bajo la misma situación intimidatorio o de violencia, la acción debe calificarse constitutiva de un solo delito de agresión sexual».

A la investigación de la denuncia por violación interpuesta esta misma semana se suman otras dos interpuestas por sendas chicas hace un año y que aún permanecen sin resolver. Precisamente, esos dos ataques tuvieron lugar en la avenida de Schulz, aunque el agresor las metió en un portal.

 

Fotos

Vídeos