«Mi compromiso es con el movimiento vecinal», dice Arias

Adrián Arias. / JORGE PETEIRO
Adrián Arias. / JORGE PETEIRO

El presidente de la FAV descarta incorporarse al proyecto Por Gijón y apunta su preocupación por la fragmentación política municipal

M. M. GIJÓN.

«Mi compromiso es exclusivo con el movimiento vecinal gijonés y con la sociedad civil para, desde ella, recuperar el pulso de la ciudad». De esta forma, el presidente de la federación de asociaciones de vecinos de la zona urbana (FAV), Adrián Arias (Gijón, 1988) quiso dejar claro que no tiene aspiraciones políticas y que descarta a día de hoy sumarse a ninguna de las ofertas electorales que, desde la izquierda, asegura que han llamado a su puerta y le han tanteado. La última ha llegado, reconoce, del nuevo partido que apenas lleva dos meses registrado en el Ministerio del Interior, Por Gijón, y que acaba de incorporar como gran valor a sus filas al exedil de Xixón Sí Puede, David Alonso.

El joven dirigente vecinal, que es afiliado de IU, afirma que la decisión de Alonso de abandonar el Ayuntamiento y Podemos Xixón le merece «el máximo respeto». Con todo, Arias admite que está preocupado por la fragmentación y atomización de la política municipal y «no solo en el espectro progresista», remarca. En su opinión, esta excesiva fragmentación, si como parece que puede suceder queda plasmada en la próxima Corporación local, «puede abrir un escenario de paralización permanente de la ciudad».

Y llegada esa situación de parálisis municipal, teme que pueda ser caldo de cultivo para «la irrupción de movimientos emergentes que cuestionan elementos básicos para el movimiento vecinal como el feminismo, la convivencia, la solidaridad, la tolerancia y la justicia social». «El mejor antídoto frente a esto es la articulación de una sociedad civil viva y activa, que además es y ha sido siempre una de las señas de identidad de Gijón», afirma. Como militante de IU defiende que la organización en Gijón debe trabajar por la búsqueda de la unidad y convergencia de todo el ámbito progresista que, a su juicio, ha sido la seña de identidad de la coalición de izquierdas desde sus orígenes. Arias además sostiene que la federación vecina urbana o la plataforma anticontaminación, de la que también es un agente activo, «hace diariamente política» desde la sociedad civil. «No se puede ceder el monopolio de la política a las instituciones», añade.

Ejemplos de su dedicación exclusiva y «altruista» al fortalecimiento de la sociedad civil, enumera, es su línea de trabajo durante el conflicto del plan de vías, su trabajo en el Foro de Movilidad, su activismo medioambiental dentro de la plataforma contra la contaminación de Xixón o su reciente colaboración con la Unión de Comerciantes del Principado para instar a que se convoque una junta de seguridad que aborde la última oleada de robos en La Calzada.

El ya exconcejal de Xixón Sí Puede, David Alonso, que en dos semanas desvelará el programa y las personas que le acompañan en su nueva aventura política, calificó ayer a Arias de «gran activo vecinal» y respetó su decisión de no integrarse en ninguna candidatura progresista el próximo 26-M.

Temas

Fav