Desfile canino en busca de un hogar

Las fiestas del barrio de Contrueces celebraron su primer desfile canino, muy bien acogido por los asistentes./CAROLINA SANTOS
Las fiestas del barrio de Contrueces celebraron su primer desfile canino, muy bien acogido por los asistentes. / CAROLINA SANTOS

Contrueces abre los festejos del barrio a un encuentro para adoptar perros | Fontaciera reparte 300 platos de fabes yun bocadillo de ocho metros, para concluir las fiestas de San Roque

IVÁN OTERO

Mañana soleada en Contrueces para iniciar el tercer día festivo. El prau de la fiesta reunió a un centenar de personas, que no quisieron perderse el desfile canino que la fundación Amigos del Perro organizó. 19 perros, del albergue de Serín, con pañuelo rojo sobre el cuello, a los que se busca un hogar, desfilaron por el recinto habilitado en Los Pericones, donde el barrio de Contrueces celebra su fiesta. 'Piti', una hembra muy tranquila, de once años y mestiza, fue la primera en salir. Estuvo acompañada por Cristina Suárez, quien esperaba tener suerte y que «alguien le eche un ojo». Esta voluntaria reconocía, además, estar muy contenta por la presencia de tanta gente.

La protectora Amigos del Perro también recogió a lo largo de la mañana donaciones de todo tipo. «Pienso, arena para gatos, mantas que uno tiene en casa y va a tirar... todo es bienvenido», decía Maribel Álvarez, otra voluntaria. Pero no solo recogían, también pusieron a la venta snacks y otros alimentos para perros, además de bolígrafos y camisetas solidarias.

«Hay que colaborar con todas las causas», decía la comisión de fiestas del barrio de Contrueces para explicar el porqué de haberse decidido a acoger esta iniciativa. Asimismo, colaboran con la Asociación Galbán, de apoyo a los niños que tienen cáncer. Unos noventa comensales se dieron cita en la comida vecinal, en la que se degustó cordero a la estaca. Después, el payaso Tato entró en escena, llenando de sonrisas Los Pericones con una actuación en la que no faltaron la globoflexia ni los pintacaras. Una vez se hizo de noche, el grupo Assia amenizó la penúltima verbena.

También se celebraron las fiestas de Nuestra Señora de Contrueces. Tras la misa, dio comienzo la procesión y amenizó la jornada el grupo Xolgoriu. No faltó tampoco la subasta del ramu.

Fontaciera también tuvo una activa mañana en sus celebraciones de San Roque. Celebraron misa, procesión y bailes regionales a cargo del grupo El Turruxón.

El plato fuerte fue la gran fabada asturiana que congregó a unos trescientos comensales. El mago Picallo se llevó una gran ovación con una muy divertida actuación. Aunque a los asistentes aún les quedaba un reclamo más. Ocho metros de bocadillo repleto de calamares, tortilla, lomo y picadillo. Una merienda a repartir entre quienes quisieron probarlo.