Detienen a un joven en Gijón por vender hachís en un bar que regenta

En total se han intervenido 1.576 gramos en diferentes formatos y tamaños

EFE

La Policía Nacional han detenido a un joven de 29 años por la distribución de hachís en un bar que regenta, en el barrio del Natahoyo de Gijón, donde han sido confiscado más de medio kilo de esta sustancia en diferentes formatos, informa el Cuerpo.

Los Policías de la Brigada de Seguridad Ciudadana, del Grupo de Atención al Ciudadano- radiopatrullas- en servicio de control de puntos de venta de droga en locales públicos de Gijón, detectaron en la tarde del miércoles un bar en el barrio del Natahoyo cuyo responsable estaría distribuyendo hachís al por menor entre sus clientes.

La vigilancia sobre este establecimiento permitió a los agentes corroborar sus informaciones, al interceptar a dos personas que salían del local que llevaban dos trozos de hachís que acababan de adquirir en el interior y a los que se les tramitó acta-denuncia por posesión y tenencia en espacio público.

En la posterior inspección del bar, los agentes hallaron en la cocina una tableta de hachís de medio kilo de peso, una báscula de precisión, un envoltorio de papel film, un cúter y un cuchillo con restos de sustancia, así como 9 trozos más pequeños preparados para su distribución inmediata.

También, en un almacén anexo al bar, tapados con una manta y entre unos servilleteros vacíos, los policías descubrieron otras dos tabletas de hachís plastificadas así como trozos más pequeños de esta droga.

En total se han intervenido 1.576 gramos en diferentes formatos y tamaños que se encontraban en el bar a disposición de su encargado para la comercialización ilícita entre consumidores de la zona oeste de la ciudad, por lo que, una vez corroborado este extremo, fue detenido por un delito contra la salud pública.

El arrestado de 29 años , vecino de Gijón y de nacionalidad marroquí tenía antecedentes por malos tratos.

Se tramitó ante la Delegación del Gobierno en Asturias una propuesta de cierre contra el local al ser explotado comercialmente como tapadera para la venta y distribución de droga en su interior.