La empresa del Puerto Deportivo está obligada a limpiar «a diario» las dársenas

Puerto Deportivo de Gijón. /DANIEL MORA
Puerto Deportivo de Gijón. / DANIEL MORA

El pliego de concesión fija que la Autoridad Portuaria puede inspeccionar las instalaciones y el adjudicatario debe sanear la suciedad «procedente de su actividad»

ANDRÉS PRESEDO GIJÓN.

La concesionaria que explota el Puerto Deportivo de Gijón tiene la obligación de hacer una limpieza «diaria» tanto del «espejo de agua de las cuatro dársenas» como de eliminar «los elementos flotantes, manchas, etcétera» que puedan aparecer en la misma. Así se apunta, de manera textual, en el pliego de condiciones particulares para la gestión de los puestos de amarre del Puerto Deportivo de Gijón que, en su día, aceptó la empresa concesionaria y que, en los últimos años, está siendo objeto de no poca polémica. De hecho, el pasado año el Puerto Deportivo ya no lució la bandera azul, que ondeaba desde 1996, y este año vuelve a recuperarla en medio de no poca controversia por la limpieza de las aguas y el mantenimiento, en general, de toda la instalación, cuyos pantalanes datan, muchos de ellos, del año 1985.

El citado pliego de condiciones dedica más de dos páginas a todos los aspectos de «conservación, mantenimiento y limpieza» que debe de observar el concesionario del puerto deportivo, condiciones fijadas en su día por la Autoridad Portuaria de Gijón y que fueron avaladas, ya en el año 2004, por el actual presidente de El Musel, Laureano Lourido, que, por aquel entonces, era el jefe del Departamento de Explotación del Puerto. Así, se fija que «el adjudicatario queda obligado a conservar y mantener todas las instalaciones, obras y superficies que utilice en la explotación contratada, que se otorgan en perfecto estado de conservación y limpieza, tanto interior como exteriormente, incluso desde el punto de vista estético, realizando a su cargo las sustituciones y reparaciones habituales que sean precisas...».

Más adelante, en este mismo apartado, se menciona que «el adjudicatario se encargará de la limpieza y de la recogida de basuras procedentes de su actividad, en toda la zona objeto de la concesión (que incluye también toda la superficie de agua de las cuatro dársenas)» y se cita que «la dirección de la Autoridad Portuaria de Gijón podrá inspeccionar en todo momento el estado de conservación de las obras e instalaciones y señalar las reparaciones o trabajos que deban realizarse, quedando obligado el adjudicatario a ejecutarlas en el plazo que se le imponga». Para el caso de posible incumplimiento, el pliego cita textualmente que «si el adjudicatario no realizara las obras de reposición o reparación, así como los trabajos de limpieza y mantenimiento en los plazos establecidos, la Autoridad Portuaria podrá encargar las operaciones u obras a terceros, o bien realizarlos con sus propios medios, debiendo satisfacer el concesionario cuantos gastos se produzcan por este motivo... con independencia de la aplicación de la sanción que corresponda».

Hoy, izado de la bandera azul

El contrato llega a especificar, en un cuadro, las operaciones de limpieza y mantenimiento a realizar y su obligada periodicidad. En el caso de la limpieza de la lámina de agua y la retirada de elementos flotantes de las cuatro dársenas, sería todos los días. El articulado del pliego de condiciones de explotación fija, pues, con claridad de quién es la responsabilidad de mantener las aguas limpias y el correcto estado de todas las instalaciones, aunque la empresa concesionaria aludió, en no pocas ocasiones, a cuestiones externas caso de los bares de copas de todo el entorno y de actividades incluso organizadas por el propio Ayuntamiento local.

Con todo ello, la directora del Puerto Deportivo gijonés, Flor Guardado, conocedora de los hechos, aseguró hace unos días a este diario que había presentado un escrito tanto al Ayuntamiento como a la Autoridad Portuaria «para buscarle una solución a este problema» que, entiende, sobrepasa la responsabilidad de la concesión. Por su parte, Esteban Aparicio, concejal de Seguridad Ciudadana y presidente de Emulsa confirma la preocupación del Ayuntamiento por esa mala imagen de la ciudad y asegura que están recabando informes de los servicios municipales relacionados, con la intención de promover, previo acuerdo con la Autoridad Portuaria, una reunión con la adjudicataria del Puerto Deportivo para dar una solución a este problema, al menos al relacionado con la limpieza.

Entretanto, hoy volverá a ser colocada la bandera azul retirada el año pasado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos