Familiares, amigos y vecinos despiden a Pablo Alberto Roces

Funeral en Nuestra Señora de Covadonga de Roces. / J. PETEIRO
Funeral en Nuestra Señora de Covadonga de Roces. / J. PETEIRO

Ó. P. GIJÓN.

Familiares, amigos y el movimiento vecinal gijonés dieron ayer su último adiós a Pablo Roces Varela, quien fuera presidente de la asociación vecinal Nuestra Señora de Covadonga de Roces los últimos tres años. El templo de Nuestra Señora de Covadonga acogió el emotivo funeral para despedir al dirigente vecinal que empezó a colaborar con el colectivo en 2011.

Sus compañeros de entidad y de la Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Urbana (FAV) destacan de Roces que fue «un gran compañero» que pudo sacar adelante la asociación pese a la falta de socios dedicados a la gestión. Falleció a los 58 años víctima de una grave enfermedad. Su principal línea de trabajo como presidente estuvo enfocada en las ayudas a fachadas como barrio degradado. Su viuda Purificación Bedriñana, que hasta ahora era vicepresidenta, cogerá a partir de ahora las riendas del colectivo vecinal Nuestra Señora de Covadonga de Roces.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos