Unas fiestas patronales «de récord»

Porceyo. Procesión en honor a Santa Isabel, tras la celebración de la misa. / J. PAÑEDA
Porceyo. Procesión en honor a Santa Isabel, tras la celebración de la misa. / J. PAÑEDA

Barrios y parroquias destacan la gran afluencia registrada en sus celebraciones | «Nos ahorramos una buena cantidad de sustos causados por las borracheras de menores de edad», valoran en Castiello

P. SUÁREZ GIJÓN.

Un éxito rotundo. Las parroquias de Castiello, Jove y San Andrés de los Tacones, así como el Polígono de Pumarín, cerraron sus fiestas patronales con la satisfacción de haber conseguido que el fin de semana contase con una afluencia que, en la mayoría de los casos, superó notablemente las expectativas.

En Castiello la alegría era doble, puesto que por primera vez lograron evitar el botellón, que amenazaba con terminar con la celebración. «Fueron unas fiestas maravillosas porque nos ahorramos una buena cantidad de sustos causados por las borracheras de menores de edad», afirmaron desde la asociación de vecinos. Ayer, cerraron la celebración con una exposición de vehículos clásicos y la posterior verbena, que cerró la fiesta.

Por su lado, en el Polígono de Pumarín también se mostraron muy satisfechos con la respuesta de los vecinos. «A la comida en la calle han acudido más de 400 personas. Un auténtico récord», destacó la asociación vecinal. Unos números que revelan el gran crecimiento de estas fiestas de barrio, que también cerraron la presente edición con una muestra de baile a cargo de la escuela Mónica Lombardía, que culminó con la tradicional verbena de domingo.

En el caso de Porceyo, el día arrancó temprano con la celebración de una misa solemne seguida de la tradicional procesión en honor a Santa Isabel, que contó con las voces de la Agrupación Coral de Porceyo. Más tarde tuvo lugar una multitudinaria comida campestre y, a última hora de la tarde, los vecinos pudieron disfrutar de un animado karaoke, que consiguió levantar el ánimo a aquellos vecinos que presenciaron la derrota de España en el Mundial desde el prau de la fiesta.

Donde también hubo una multitudinaria comida fue en San Andrés de los Tacones. La comisión de festejos se mostró muy sorprendida por la gran asistencia que registró la fiesta, que derivó en una romería con «música discotequera» con la que los vecinos plantaron cara a las tormentas.

A diferencia del resto de parroquias, en Jove las fiestas se alargarán hasta mañana martes. Sin embargo, ayer fue uno de los días más concurridos, con todo un clásico del deporte parroquial como es el partido de solteros contra casados, una concentración de motos y coches y, finalmente, una gran verbena animada por la orquesta Assia.

Temas

Jove, Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos