Las gentes de la mar homenajean a la Virgen del Carmen

La misa celebrada esta mañana. /Juan Carlos Tuero
La misa celebrada esta mañana. / Juan Carlos Tuero

La Comandancia Civil celebra a la patrona de la Armada con una misa y un acto en el Club de Regatas

EUGENIA GARCÍA

«Gijón ha nacido de la mar». La villa marinera celebra hoy la festividad de la Virgen del Carmen, patrona de la Armada. Los concurridos actos organizados por la Comandancia Naval de Gijón con este motivo comenzaron a mediodía, con una misa en la que Javier Gómez Cuesta, párroco de San Pedro, ensalzó el carácter litoral de la ciudad y su vinculación con la mar.

Gijón, dijo, «tiene alma de mar, huele a perfume y aroma de mar. Es hija de la mar, y haciendo un juego de palabras podemos además decir que es la mar de guapa», comenzó el sacerdote. Haber nacido junto al Cantábrico «moldeó el carácter abierto, universal, alegre y expresivo de sus habitantes», para quienes la Virgen del Carmen ha tenido siempre un significado especial.

Pero más importante aún es para los miembros de la Armada española, ampliamente representada en el acto religioso de San Pedro. «Por eso la lleváis en vuestros barcos, la cantáis vibrante en la Salve Marinera, que se ha hecho universal, y la invocáis con espíritu», reconoció Gómez Cuesta, quien valoró la «labor humanitaria» que realiza la Armada.

Sin perjuicio de la presencia política, que incluyó a la delegada de Gobierno, Delia Losa, y a representantes de los distintos partidos del ámbito municipal, la más abundante representación fue de miembros de las fuerzas armadas, desde la Delegación de Defensa a la Policía Local, y del ámbito marino. Nunca faltan, tampoco, prácticos de puerto, ingenieros navales y responsables de Salvamento Marítimo.

Tras la ofrenda floral por los muertos en la mar la Salve Marinera del Coro Cimadevilla dio paso, luego, al Gijón del Alma, antes de que los asistentes se trasladas en al Club de Regatas, donde el Comandante Naval, Carlos Orueta Lueje, ofreció unas palabras sobre el papel de la Armada y la propia Virgen del Carmen.