Investigan una denuncia por violación a una joven de 23 años en Gijón

Avenida Schulz, donde la denunciante asegura que fue abordada y subida a un coche. / JORGE PETEIRO
Avenida Schulz, donde la denunciante asegura que fue abordada y subida a un coche. / JORGE PETEIRO

Asegura que fue abordada por un hombre la tarde del lunes en la avenida Schulz, la introdujo en un coche y la llevó a un descampado

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

La Policía Nacional investiga la denuncia interpuesta por una joven de 23 años por una presunta agresión sexual que sufrió, según su relato, después de que el agresor la abordase en plena tarde en la avenida Schulz, la introdujese en un coche y la llevase a un descampado en el barrio de Roces. Allí habría consumado la violación.

La denunciante puso lo ocurrido en conocimiento de la Policía la misma noche del lunes. En un estado de gran nerviosismo, explicó que caminaba por la citada calle -en la que únicamente tienen permitida la circulación los autobuses, taxis y usuarios de garajes- cuando de forma sorpresiva un individuo la agarró con fuerza y la obligó a introducirse en un turismo. En la narración que efectuó apuntaba que ese vehículo tenía una mampara de separación entre los espacios y, al parecer, un colchón en la parte trasera en la que presuntamente el agresor habría perpetrado después la agresión sexual.

Más

La investigación corre a cargo de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Comisaría de Gijón, cuyos agentes tratan de reconstruir el episodio que se habría originado en una de las calles de más tránsito de la ciudad y a una hora en la que los comercios aún estaban abiertos al público. Además, revisan cámaras y toman declaraciones a las personas que en esos momentos se encontraban en la zona y que podrían haber observado algún moviento sospechoso que sea relevante para las pesquisas policiales. El relato de la denunciante es muy similar al sufrido hace dos años por una mujer que conducía de madrugada su propio vehículo y al detener su marcha en un semáforo en Contrueces vio cómo un individuo entraba por la puerta del copiloto esgrimiendo un cuchillo de grandes dimensiones. La obligó a conducir también hasta la zona de Nuevo Roces y allí la violó. Aquellos hechos, sin embargo, ocurrieron a las cinco de la mañana, cuando la calle estaba desierta y la víctima no pudo ni siquiera pedir ayuda.

La Policía Nacional logró identificar al delincuente. Pablo F. M., de 30 años, fue detenido pocas semanas después y posteriormente condenado a once años de prisión por la Sección Octava de la Audiencia Provincial por una agresión sexual continuada, ya que consumó varias veces la violación. El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), tras el recurso interpuesto por el procesado, redujo esa condena de los once a los nueve años de cárcel al considerar que no existía delito continuado.

Dos casos más

La Comisaría de la Policía Nacional mantiene abiertas las investigaciones por otras dos violaciones ocurridas hace un año y que aún permanecen sin resolver. Los trabajos policiales llevan a los agentes a pensar que ambas agresiones sexuales fueron obra del mismo individuo, un hombre de mediana edad que en los dos casos abordó a mujeres que caminaban solas por la vía pública de madrugada.

Se da la circunstancia de que las agresiones tuvieron lugar también en la avenida Schulz, la primera de ellas en la confluencia con la carretera del Obispo. La víctima regresaba a casa de noche tras haber estado en la zona de ocio con amigos y fue asaltada por el atacante, quien la introdujo en un portal y la agredió sexualmente.

En las mismas fechas habría repetido el mismo 'modus operandi' en una calle próxima de este gran eje del barrio de El Llano. La Policía llegó a detener a un sospechoso, si bien quedó luego en libertad sin cargos.

Síguenos en: