Joaco López: «El reto es garantizar la continuidad y no bajar la guardia»

El director del museo, durante su intervención. /
El director del museo, durante su intervención.

El director del museo reclama «otra política de personal» que permita formar a jóvenes en el equipamiento con contratos en prácticas

M. MORO GIJÓN.

El director del Museo del Pueblo de Asturias, Joaco López, defendió ayer que, llegados a este medio siglo de vida, «el reto es garantizar la continuidad de lo hecho hasta ahora y no bajar la guardia». «El museo guarda en este momento un patrimonio cultural de altísimo valor. Tenemos tesoros únicos de nuestro pasado, remarcó. «Continuidad no significa continuismo. Los que vengan detrás tendrán otros intereses, marcarán otras líneas de actuación, harán otras lecturas de los carros del país, las botellas de Gijón Fabril, las lámparas Adaro o de los carteles de la Feria de Muestras. Pero la continuidad tiene que asegurar la conservación de todos estos elementos», señaló.

Materiales «frágiles»

Recurriendo a Julio Caro Baroja, López expuso que «sin continuidad no se puede consolidar nada, es imposible ofrecer confianza para traer donaciones y es muy difícil difundir con calado en la sociedad el valor del patrimonio cultural». Además, puso de relieve que museos etnográficos como el gijonés «conservan materiales muy frágiles que no se estudian en la Universidad. Y no hablo de objetos rurales ni cosas raras, sino de las fotografías».

El director del museo, que se jubila en cinco años, aprovechó el eco del acto conmemorativo para reclamar «otra política de personal» que permita formar a jóvenes en el propio equipamiento con una fórmula, por ejemplo, de contratos en prácticas. Ahora la plantilla la integran 13 personas (siete técnicos).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos