Maojo emplaza a los escolares a «dejar volar la imaginación»

Alumnos de La Escuelona junto a Pablo Maojo y la profesora Rosario Bermúdez, durante el taller impartido en el Centro Municipal Integrado de El Llano. / PALOMA UCHA
Alumnos de La Escuelona junto a Pablo Maojo y la profesora Rosario Bermúdez, durante el taller impartido en el Centro Municipal Integrado de El Llano. / PALOMA UCHA

El artista imparte un taller en El Llano a base de cartulinas, palos y poliespan. El objetivo fue hacer un 'satélite'

MARLA NIETOGIJÓN.

La pequeña Ainara tuvo incluso que ponerse de pie para seguir incorporando elementos a la obra de arte que estaba creando. «Es como un barco velero con libros», describió esta alumna del Colegio Público La Escuelona. Ella, junto a otros trece niños de entre siete y ocho años del centro, acudieron a un taller impartido por el artista maliayo Pablo Maojo en el Centro Municipal Integrado de El Llano.

El objetivo es que «a través de cartulinas, palos de pinchos morunos y poliespan hagan volúmenes, lo que yo llamo satélites y así vean lo que es el tema espacial. Que dejen volar la imaginación», explicó el propio Maojo. Así, cada uno de ellos, a su manera e inspirándose en el modelo realizado por el artista consagrado, diseñó una escultura contemporánea.

La finalidad de este tipo de iniciativas es «acercar a la gente al arte. Normalmente se tiene la idea de que los artistas reconocidos solo exponen en galerías o museos. En El Llano, los vecinos se quedan en el barrio, no quieren salir porque aquí tienen de todo y, por ello, no visitan esos espacios. Queremos romper el mito de que un artista no puede estar en este tipo de lugares. Creen que no es accesible, que el arte es para unos pocos», detalló una técnico del departamento de proyectos culturales de la Fundación Municipal de Cultura.

Por su parte, la directora del centro aseguró que «es la primera vez que aquí un artista del calibre de Maojo se muestra tan al alcance de quien lo desee e incluso desarrolle un taller. Queremos seguir en esta línea, traeremos más propuestas de este tipo, porque enriquecen».

Esculturas flotantes

«Maojo es una persona que desprende sensibilidad. Se le nota», afirmó la técnico. Y esa emoción ha llevado al artista a situar su obra en un concepto diferente al de sus inicios: «Antes las piezas que exponía eran siempre bloques. Sin embargo, esta muestra que ha creado exclusivamente para el El Llano cambia la idea del bloque a lo flotante. Todas las esculturas penden de un hilo sujeto al techo». Son, para el artista, «artículos detrás de los que hay historias».

Hoy acudirán a los talleres los alumnos de la escuela infantil Gloria Fuertes, de cinco a seis años, y mañana, los de segundo de primaria de La Escuelona.