Minichefs con un talento atrevido

Los diecinueve participantes del certamen 'Gastroaprendiz' celebrado en la Escuela de Hostelería. / DANIEL MORA
Los diecinueve participantes del certamen 'Gastroaprendiz' celebrado en la Escuela de Hostelería. / DANIEL MORA

Marina de la Vega, de 12 años, gana el 'Gastroaprendiz' con un cachopo de chosco | Participaron 19 niños y cuatro pasaron a la fase final, en la que tuvieron 45 minutos para preparar otro plato con siete ingredientes sorpresa

LAURA CASTRO GIJÓN.

«Hemos visto pequeños cocineros con mucha agilidad en la cocina y con un inusual atrevimiento a la hora de hacer recetas muy elaboradas». Con estas palabras definió el presidente del jurado, Luis Alberto Martínez, de Casa Fermín, a los 19 niños de entre diez y catorce años que participaron en la segunda edición de 'Gastroaprendiz', certamen organizado por Gustatio y la Asociación Cultural Enalba. Todos demostraron que están concienciados con la comida sana, pues apostaron por recetas bajas en grasa y por 'superalimentos' como el aguacate y la quinoa para crear platos «bonitos, con una estética cuidada y mucho sabor».

Estos fueron los parámetros que bordaron los cuatro platos finalistas. El salmón fue el protagonista de los platos de Íñigo Rodríguez, quien le dio un toque ahumado al pescado en el interior de su flor de calabacín, y de Inés Paquet, quien optó por elaborar una hamburguesa. Carmen González, en cambio, prefirió apostar por la carne y presentó una pechuga de pollo escabechada que conquistó al jurado. Marina de la Vega ya apuntaba alto con su crema de panceta, vieiras y alcachofas. A pesar de que los cuatro despuntaron entre el resto de competidores, aún les quedaba la gran final. Les entregaron una caja con siete ingredientes con la marca 'Asturias Paraíso Natural', donados por supermercados Alimerka, con los que tuvieron que elaborar un último plato en 45 minutos. Ternera asturiana, chosco de Tineo, quesos Cabrales y Afuega'l Pitu blanco, arándonos, kiwis y una botella de sidra para elaborar el mejor plato. Todos utilizaron la ternera. Algunos acompañándola de chosco y queso, y otros, en tiras aderezadas con salsas de arándanos.

Un curso en Le Cordon Bleu

La ganadora, Marina de la Vega, empleó todos los ingredientes, menos la sidra y el Cabrales, para crear un cachopo de ternera asturiana con chosco y Afuega'l Pitu en su interior con un acompañamiento de arándanos y patatas. Deleitó al jurado compuesto por Noelia Prado, de la Cuadra de Antón; Mari Paz Álvarez, bloguera de pastelería; Juan Antonio Duyos, crítico gastronómico; Roberto Reginelli, de La Pondala; y el presidente Martínez.

De la Vega, de doce años y del pueblo castrillonense de Pillarno, se convirtió en la ganadora del curso de cocina en Le Cordon Bleu de Madrid, una estancia de dos noches acompañada por sus padres en la capital y entradas para el Parque Warner. «Estoy muy contenta», declaró la pequeña, quien lleva cuatro años siendo la 'chef' principal de su casa.

 

Fotos

Vídeos