Moriyón: «Queremos que el plan de vías sitúe a Gijón a la altura de ciudades de vanguardia»

La alcaldesa, Carmen Moriyón, en los terrenos afectados por el plan. / JOAQUÍN PAÑEDA
La alcaldesa, Carmen Moriyón, en los terrenos afectados por el plan. / JOAQUÍN PAÑEDA

La alcaldesa celebra que salga adelante después de «tantos años trabajando duramente y llevando esta reivindicación a Madrid»

AIDA COLLADO GIJÓN.

La autorización por parte del Consejo de Ministros, el miércoles, de la firma del convenio que permitirá el desarrollo del plan de vías de Gijón ha provocado que todos los agentes implicados se feliciten por el visto bueno del Ejecutivo central a la integración ferroviaria de la ciudad, que supondrá una inversión de las tres administraciones de 814 millones de euros hasta 2025. Y todos se reservan parte del mérito de un hito que contó con el consenso de los actores políticos y civiles de la ciudad. El caso, resumió ayer la alcaldesa Carmen Moriyón, es que «quienes llevamos tantos años trabajando para que el plan de vías salga adelante, llevando esta reivindicación a Madrid, independientemente de quién gobernara, queremos que este proyecto sitúe a Gijón a la altura de ciudades de vanguardia como Málaga o Bilbao».

Reúne los requisitos para ello. El documento, que sustituye al que había sido firmado en 2002 -malogrado después-, parte de la ubicación de la futura estación y el nuevo edificio de viajeros, que ahora se proyectan en la zona más próxima al edificio principal del Museo del Ferrocarril.

El convenio aprobado anteayer detalla una estación intermodal, que incluirá una nueva estación de cercanías en la cota -21 metros, su conexión con el metrotrén y la remodelación de vías e instalaciones necesarias asociadas al servicio de cercanías. Para esto se estima una inversión máxima superior a 140 millones. También se construirá una nueva estación de largo recorrido y ancho métrico (Feve), a una cota de -8 metros. El coste será de 108 millones y medio.

Por su parte, el edificio de viajeros ascenderá a 8,93 millones y se complementará con un aparcamiento subterráneo, para el que se prevén otros 28,66 millones. La nueva estación de autobuses suma a la cuenta 30 millones más.

Solo lo anteriormente descrito -el convenio es más ambicioso- ya supone una inversión de 316, 36 millones, que servirán para impulsar de una forma absolutamente transformadora la movilidad de la ciudad. «La movilidad es un indicador claro de progreso de un territorio, su desarrollo es una garantía de que, quien decida desarrollar su proyecto vital en Gijón tendrá los servicios que necesita», amplió ayer la regidora.

Moriyón no fue la única voz de Foro en manifestarse después de que los ministros diesen luz verde al acuerdo. También lo hizo el candidato a relevarla al frente del Ayuntamiento, Álvaro Muñiz. Sobre la convocatoria del PSOE para atender a los medios, ayer, frente al Museo del Ferrocarril, donde los socialistas sacaron pecho por «un gobierno que cumple sus promesas», fue muy claro: «Me da igual quién se ponga la medalla. El plan de vías es una aspiración de Gijón y cada uno sabe lo que costó llevarlo adelante, incluso -añadió- cuando ya estaba hecho y alguien decidió no respetar los acuerdos anteriores».

Lo «realmente importante», suavizó Muñiz, «es que finalmente llegó a buen puerto». O, al menos, ha soltado amarras y desplegado velas. Porque aún queda mucho por hacer. «Debemos remar todos en la misma dirección, con una carrera continua y constante, para que esto no quede en un mero acto administrativo» y la firma se traduzca sobre el terreno», animó.

Restó importancia a la supuesta carga electoralista del anuncio: «Se ha visto la evolución, quién ha estado encima del caballo y quién ha trabajado por el tema. Somos todos mayores de edad para que cada cual piense y concluya lo que quiera».

«Un hito»

Álvaro Muñiz elogió, además, «el consenso absoluto» alcanzado en torno al convenio. Todo aquello que no se consigue gracias a todos tiene poco valor», ahondó. Pero también quiso advertir que con la autorización de la firma «estamos solo al principio, en un acto administrativo que, sí, ya es un hito, pero ahora tenemos que tirar todos hacia adelante sin decir 'el guapo de la película soy yo'».

El plan de vías incluye otras actuaciones. Es el caso de la urbanización de los terrenos del solarón, que supondrá un gasto de más de 66 millones para el desvío de los colectores, la ampliación del parque de Moreda, la recuperación del viario del antiguo trazado de autopista en forma de bulevar, la demolición del viaducto de Carlos Marx, el desdoblamiento de Juan Carlos I hasta Bertolt Brecht y la urbanización de los suelos desde El Humedal.

Además, se contempla la construcción de una cubierta sobre la estación de largo recorrido (48,15 millones. Y también se prevé cubrir de forma integrada las vías entre el parque de Moreda y el cruce de los raíles con la calle de Bertolt Brecht por 55 millones. La adecuación ferroviaria bajo el cruce de Juan Carlos I y Príncipe de Asturias elevará la suma en 3,85 millones y el nuevo edificio de oficinas para Adif, en otros 7,2 millones.

Van ya más de 500 millones. De más de 140 se hará cargo Adif y de 306,2, Gijón al Norte. A todo esto hay que añadir los 313,66, a cuenta del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias para la ejecución y puesta en servicio del metrotrén, desde el pozo de extracción hasta Viesques, así como su prolongación hasta el Hospital de Cabueñes.