La naviera Evergreen creará en El Musel una ruta semanal al norte de Europa

Toma aérea de uno de los buques con los que opera la naviera taiwanesa Evergreen Line. / E. C.
Toma aérea de uno de los buques con los que opera la naviera taiwanesa Evergreen Line. / E. C.

La compañía taiwanesa, la quinta más importante en su sector, se sirve ya del puerto gijonés para enlazar líneas regulares a todo el mundo

PABLO SUÁREZGIJÓN.

Evergreen Line, cabecera marítima de una de las principales empresas de Taiwan, ha escogido El Musel como centro logístico para la creación de una escala semanal que conectará el puerto gijonés con el norte de Europa, desde donde la compañía enlaza rutas regulares con todos sus servicios desde el pasado mes de septiembre. De esta manera, a través del 'feeder' de su socio X-Press, Gijón se convierte en un punto logístico clave en cuanto a los servicios de exportación e importación a Lejano Oriente, el Golfo Pérsico, México, la zona del Mar Negro, Estados Unidos o Australia que habitualmente realiza la compañía, que ya ha movido los primeros contenedores desde El Musel.

La nueva incorporación no solo destaca por su cartera de servicios. Evergreen Line es una de las navieras más sólidas, solventes y longevas del mundo, avalada por más de 50 años de historia. Actualmente, la compañía cuenta con 10.000 trabajadores, 316 oficinas, más de 190 buques operando, 10 terminales propias y presencia en más de 240 puertos de más de 80 países. Con esta infraestructura, su capacidad se sitúa en los 850.000 teus, lo que la convierte en la quinta compañía más grande dentro del sector. De hecho, gran parte de la cartera de pedidos de nuevos barcos es para Evergreen, que prevé contar con algunos de los buques más grandes que existen, con capacidad para transportar hasta 23.000 teus y con una eslora que roza los 400 metros.

Al contrario que otras navieras que han comenzado a operar desde El Musel, la empresa taiwanesa ha optado por abrir oficina propia en la ciudad, la cual se encuentra operativa desde el pasado 10 de septiembre con el objetivo de dar una mejor calidad de servicio. En ese sentido, resulta clave la función de Green Ibérica, compañía perteneciente al Grupo Romeu y quien actualmente representa a la naviera en el norte de España.

Oferta atractiva

«Entendemos que los clientes deben sentirse mucho más cómodos tratando con Gijón que con las oficinas centrales en Bilbao u otros enclaves», afirma Alejandro Artime, profesional gijonés de reconocida trayectoria y quien, a sus 37 años y tras más de una década en el sector, ha sido designado para liderar el proyecto. «El objetivo es ampliar el abanico de posibilidades de la empresa asturiana. Ofrecemos una oferta muy atractiva, con precios competitivos que pueden reforzar las estrategias de los empresarios asturianos, especialmente en lo que refiere a salidas internacionales», añade quien dirigirá una oficina cuyo personal también será de origen asturiano y plenamente conocedor del tejido industrial del Principado. «El proyecto pasa por seguir creciendo», insiste.

Agente internacional

Green Ibérica S. L. es una compañía fundada en 1985 por el Grupo Romeu para la representación en España de la naviera taiwanesa Evergreen Line. Inició sus actividades con oficinas en Barcelona y Valencia para, en el transcurso de los siguientes años, ampliar su área de influencia a Bilbao, Madrid, Alicante, Vigo, Canarias y Málaga.

Posteriormente a esa expansión, Evergreen nombró a la compañía española su agente en Portugal, Túnez, Marruecos y Argelia, donde se abrieron oficinas en Lisboa, Oporto, Túnez, Argel y Orán, en donde operan a través de empresas participadas. Actualmente, la empresa emplea, directa e indirectamente, a alrededor de 150 personas.