Fomento se da un año para diseñar el nuevo tramo del túnel del metrotrén a Cabueñes

Fomento se da un año para diseñar el nuevo tramo del túnel del metrotrén a CabueñesGráfico

Adjudica a la ingeniería de Acciona el estudio de la prolongación de 2,7 kilómetros con dos estaciones por 1,6 millones de euros

MARCOS MORO

El Ministerio de Fomento sigue ensamblando piezas para dar continuidad y plena funcionalidad al túnel del metrotrén hasta el Hospital de Cabueñes mientras se ejecuta el vaciado de agua de la galería subterránea ejecutada hace doce años. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) anunció ayer la adjudicación de la redacción del proyecto de obra civil para ampliar en otros 2,7 kilómetros el trazado, excavando un nuevo tramo de túnel con dos estaciones para conectar bajo tierra la estación de Justo del Castillo con el entorno del hospital cabecera del Área Sanitaria V.

El contrato, adjudicado a la empresa Ingeniería Especializada Obra Civil e Industrial -antes Acciona Ingeniería- por importe de 1.645.375 euros (IVA incluido), cuenta con un plazo de ejecución de 12 meses. Quiere esto decir que las obras de construcción del tramo de prolongación no quedarán diseñadas hasta el primer trimestre de 2020.

Se tomará como base de partida el diseño definido en el proyecto constructivo elaborado por la ingeniería vasca Aepo hace una década, reconsiderando los planteamientos del mismo de acuerdo con las nuevas circunstancias derivadas de la implantación de la nueva estación intermodal en el entorno del Museo del Ferrocarril y la disposición de dos vías de ancho ibérico en el interior de la nueva galería.

El nuevo trazado se ejecutará a 20 metros de profundidad respecto a la cota de las calles

El contenido del proyecto resultante se adaptará a la nueva normativa que ha entrado en vigor desde la fecha de redacción del proyecto de partida (2008-2009), con especial atención a las 'Especificaciones Técnicas de Interoperabilidad' (ETIs) y al Reglamento Europeo 402/2013 sobre evaluación de riesgos del proyecto.

En la primera fase de redacción de los trabajos, se acometerá una revisión de las alternativas analizadas en su momento, de acuerdo con las actuales condiciones técnicas, económicas, funcionales y de plazo, que servirán para determinar el procedimiento constructivo más adecuado tanto del túnel como de la obra civil de las dos estaciones y de los pozos de las salidas de emergencia.

Básicamente, el objeto del contrato es el proyecto de la obra civil de la prolongación del túnel ferroviario existente en una longitud de unos 2.650 metros entre las zonas de Bernueces (los pliegos ponen Viesques) y Cabueñes, en el sector este de Gijón. Deberá diseñarse el trazado en túnel de las dos vías de ancho ibérico, cuya superestructura e instalaciones, objeto de un proyecto distinto, se dispondrán en una fase posterior. La rasante discurre a unos 20 metros de profundidad respecto a la cota de las calles colindantes.

En las estaciones se dispondrán andenes de 120 metros de longitud y sobre esta base funcional se articulará el conjunto de los elementos de la obra civil necesarios para poder ejecutar adecuadamente con posterioridad los elementos arquitectónicos y los pertenecientes a las distintas instalaciones que sea necesario ubicar tanto en la galería del túnel como en las estaciones y pozos de evacuación atendiendo a una serie de requisitos técnicos y de seguridad.

Más información

Aunque el Ministerio de Fomento, durante la etapa de Íñigo de la Serna había anunciado que se destinarían 227 millones de euros para alargar el corredor ferroviario con tuneladora, los pliegos del contrato abren la posibilidad a que haya cambios. A este respecto los pliegos hacen el siguiente encargo específico a la ingeniería adjudicataria. Le piden la determinación del método constructivo más adecuado, considerando la información geológica e hidrogeológica disponible y la eventual actualización de la misma. «Se sopesarán las ventajas e inconvenientes de procedimientos constructivos alternativos desde los puntos de vista de su coste; plazo de ejecución; dificultad técnica asociada; afección a los inmuebles, servicios y viales colindantes; y posibles problemas futuros de mantenimiento. En función de la solución adoptada, se estudiará la sección tipo de la galería y se podría reconsiderar la rasante. Se estudiarán los posibles tipos de vía en placa a utilizar y el tipo de catenaria más adecuado en función de los gálibos de interoperabilidad aplicables», detallan las bases de Fomento.

Se considera parte del proyecto la obra civil de los pozos de evacuación del túnel que se deriven de la aplicación de la normativa de seguridad vigente (incluyendo el diseño de sus áreas seguras en superficie), y los sistemas de drenaje del túnel, de las estaciones y de estos pozos, incluyendo en su caso los equipos de bombeo necesarios y su conexión a puntos de evacuación autorizados. Asimismo, deberán proyectar las reposiciones de servicios y servidumbres afectados por la ejecución de la obra civil objeto del contrato, incluyendo las situaciones provisionales que pudieran ser necesarias para garantizar en todo momento el acceso a las fincas colindantes y la ordenación del tráfico rodado potencialmente afectado por las obras ferroviarias.

El alcance del proyecto básico será el de una actuación completa, incluyendo tanto el diseño de los elementos estructurales de la propia obra civil, como el estudio de los elementos arquitectónicos y de todos los conjuntos de instalaciones (ferroviarias, de servicios y de protección civil) con el grado de detalle necesario para proporcionar un proyecto básico integral de la actuación prevista, incluyendo los pozos de las salidas de emergencia que pudieran derivarse de la aplicación de la normativa vigente. Así mismo, se determinará la localización y la extensión del suelo que se requiera para ubicar las instalaciones auxiliares necesarias para la ejecución de las obras de acuerdo con el procedimiento constructivo elegido.