Un hombre con dos cuchillos siembra el pánico en un banco en El Cerillero

Un hombre con dos cuchillos siembra el pánico en un banco en El Cerillero
Sucursal bancaria de El Cerillero donde ocurrieron los hechos en la mañana de ayer. / JOSÉ SIMAL

Irrumpió en la sucursal profiriendo todo tipo de insultos. Luego aseguró que lo hacía para llamar la atención y ser llevado a un psiquiátrico

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

Apenas habían pasado unos minutos de las once de la mañana cuando un hombre armado con dos cuchillos de gran envergadura irrumpía en una sucursal bancaria de la calle Gran Capitán, en El Cerillero, y comenzaba a proferir todo tipo de insultos hacia los bancos, desencadenando una situación de auténtico pánico entre las personas que se encontraban dentro del local. En un primer momento, tanto clientes como empleados pensaron que estaban siendo víctimas de un atraco a la sucursal, y que el hombre prentendía amenzarlos con el fin de llevarse el dinero del banco.

Sin embargo, el presunto asaltante, tras percatarse de la alarma que había generado su entrada en la sucursal, comenzó a gritar que su intención no era la de hacer daño a nadie ni tampoco la de robar dinero. Según afirman los testigos de lo sucedido, explicó que la razón por la que realizaba aquello era única y exclusivamente llamar la atención y ser así ingresado en el Hospital de Jove, donde hay una unidad psiquiátrica. Fueron precisamente esos testigos los que en seguida avisaron a la Policía Nacional de lo que estaba acontenciendo en el interior del banco, para que una patrulla se desplazase hasta el lugar y redujese al hombre, quien no solo no opuso ninguna resistencia, sino que también previno a la Policía de la existencia de un cuchillo en uno de los bolsillos de su chaqueta para que al detenerle no resultase herido ningún agente. En el momento de su detención, el hombre volvió a justificar lo ocurrido afirmando que lo único que quería con todo aquello era llamar la atención y ser así ingresado en el área psiquiátrica de Jove.

No opuso resistencia al ser detenido; la Policía le llevó a Jove donde había estado hasta el domingo

Según afirmó la propia directora de la sucursal, se trata de una persona conocida en el banco y que el domingo fue dada de alta en el mismo hospital en el que ayer volvió a ingresar. Según fuentes policiales, el sujeto explicó que se encontraba en un mal momento y que su única voluntad era «ser ingresado y poder así ser medicado y tratado de manera correcta».

Ni el personal del banco ni los clientes que se encontraban en su interior durante lo sucedido han querido presentar ningún tipo de denuncia contra el hombre, que fue trasladado por la propia Policía al área de psiquiatría de Jove, donde será examinado con vistas a valorar su alta o, como es voluntad del paciente, su permanencia en el centro.