Ruptura total en el PP de Gijón: Mariano Marín contra López-Asenjo por la lista

A la izquierda de la imagen, Mariano Marín. A la derecha, Alberto López-Asenjo./
A la izquierda de la imagen, Mariano Marín. A la derecha, Alberto López-Asenjo.

«Ni es de Gijón, ni vive en Gijón, ni siquiera está afiliado al PP»

Marcos Moro
MARCOS MOROGijón

Nuevo conflicto abierto en el PP de Gijón por la imposición del candidato a la Alcaldía desde Génova. El presidente de la junta local del partido, Mariano Marín, habitualmente con un perfil moderado y conciliador, pasa a la carga en una carta abierta remitida a este periódico.

«El PP de Gijón ha aceptado disciplinadamente la designación por la dirección nacional de un candidato a la Alcaldía que ni es de Gijón, ni vive en Gijón, ni ha desarrollado actividad política alguna en Asturias, ni siquiera es afiliado del PP. Es la primera vez que se produce una decisión de este tipo en los 40 años de historia del Partido Popular de nuestro municipio». Así encabeza su escrito Marín, que defiende que el PP «es una organización seria y ordenada, criterios que en ningún caso consisten en elegir candidatos en reducidos conciliábulos en el Club de Regatas o en restaurantes de Somió».

Más información

Respecto a la lista que se está configurando para las elecciones municipales, en las que figuran en puestos de salida nombres como los de Ángela Pumariega, Germán Heredia y María Mori, afirma que «la dirección del PP de Gijón y los afiliados no estamos dispuestos a admitir que un candidato independiente elija a su exclusivo antojo para los puestos de salida de la lista electoral a otros independientes o personas que se afiliaron al partido anteayer con el único objetivo de entrar en la candidatura». Y por ese motivo advierte que «velaré por el cumplimiento de los estatutos, defenderé las competencias del comité electoral local y no permitiré humillaciones a los afiliados».

«Cuando el PP ha cumplidos la normas que internamente se ha dado, nos ha ido bien; pero cuando nos hemos saltados los estatutos y los comités electorales y alguien ha pretendido actaur por libre, siempre nos ha ido mal», advierte Marín.